Intimidaciones a funcionarios

Al intendente de Huincul le robaron una computadora y a una secretaria le colocaron una molotov en su casa.
Varios funcionarios de Plaza Huincul sufrieron amenazas de distinta índole, entre ellos el intendente Alberto Crespo a quien le robaron su computadora personal que horas después fue devuelta de forma anónima.

El episodio se registró el jueves a las 13.30 en la casa del jefe comunal. El único objeto sustraído fue la computadora personal ya que, según informaron desde la Dirección de Prensa del municipio, comenzó a sonar la alarma que alejó a los ladrones de la vivienda.

A las 23 de ese mismo día, la mujer del intendente sintió ruidos afuera de su casa y, al salir, descubrió una bolsa de plástico que contenía la computadora en perfecto estado.

«No sé cuales fueron las intenciones de quien lo hizo porque el Municipio no maneja información secreta que se pueda obtener de esta vía», dijo el director de prensa Ricardo Astorga, quien añadió que lo curioso es «que fue lo único de valor que se llevaron cuando al lado del equipo habían otros elementos como la impresora y el televisor que lo dejaron en su lugar».

Crespo no se encontraba en la localidad porque estaba en Buenos Aires en una reunión de la Federación Argentina de Municipios pero ni bien volvió radicó la denuncia correspondiente.

Otros hechos similares

La subsecretaria de Hacienda, Noemí Montalbán, sufrió el ataque anónimo de tres bombas molotov contra el frente del garage de su vivienda el viernes a la 1.30 de la madrugada, horas después que la computadora del intendente fuera devuelta en su vivienda.

El hecho violento produjo el incendio del cielo raso de madera del garage, sin expandirse hacia la vivienda gracias a la ayuda de los vecinos de la vivienda, los primeros en salir a ver qué sucedía.

La cartera de Montalbán mantuvo esta última semana una fuerte renegociación con un sector de los prestadores de servicios tercerizados en el contexto de reestructuración económica que lleva adelante el Municipio de exigirle el trabajo hecho a quienes cobran por ello.

Una de las teorías que manejan en el Palacio Municipal es que el incidente haya sido producido desde algún sector que no esté de acuerdo con la negociación que se está desarrollando.

Comentá la nota