Intiman a playas del sur a quitar estructuras publicitarias no autorizadas

Personal del Departamento Habilitaciones y Control de la Delegación Municipal Puerto labró numerosas actuaciones en balnearios de la zona sur de la ciudad por instalar estructuras publicitarias de gran porte, cartelerías y banderas promocionales de distintas marcas comerciales, sin autorización alguna.
Los agentes municipales intimaron a los concesionarios de las unidades turísticas, bajo apercibimiento de adoptar medidas mayores, a retirar en el plazo de seis horas los elementos publicitarios en infracción al Decreto Municipal 06/2008.

Dicha norma considera "prioritario el cuidado de la fisonomía urbana" y en virtud de lo cual, fija límites a la instalación de anuncios -terrestres o aéreos- en espacios públicos y privados, por considerar que este tipo de intalaciones publicitarias, tanto de pequeño como de gran porte, afectan el paisaje urbano y la postal visual de nuestras playas.

En el marco de estos procedimientos, una estructura tubular de unos 10 metros de altura, recubierta con lonas publicitarias ploteadas, que sostenía en distintos niveles a tres automóviles en exhibición, fue desmontada por los agentes comunales tras infraccionar al concesionario del balneario que la había montado sin permiso.

"Estamos yendo de balneario en balneario, actuando sobre banderas, carteles y estructuras publicitarias comprendidas por el decreto 06/2008", precisó el jefe de departamento a cargo del operativo, Edgardo Martínez, quien adelantó que recibieron "expresas directivas de dar continuidad a este tipo de controles".

El decreto en cuestión, que rige la publicidad en vía púbica, dictamina que "la proliferación exagerada de carteles, carteleras, afiches y pasacalles -que en un altísimo porcentaje se encuentran en contravención con la normativa municipal vigente-, genera una polución o contaminación visual que produce un deterioro estético y paisajístico". A su vez, indica que este tipo de anuncios constituyen "un elemento distractivo para la circulación vehicular con el consiguiente peligro para la seguridad de peatones y automovilistas".

En este sentido, el Delegado Municipal del Puerto, Mariano Retrivi, sentenció: "La decisión comunal de hacer cumplir la normativa vigente fue muy clara por parte del intendente Gustavo Pulti y el secretario de Gobierno Ariel Ciano. Esto es lo que está legislado y es lo que los concesionarios de los balnearios deben cumplir. Nuestro objetivo no es impedir sino hacer que cumplan con lo normado".

"Si desde la Delegación se ha tenido que llegar hasta la instancia de las intimaciones, es porque no hemos encontrado respuesta por parte de los concesionarios a nuestras insistentes requisitorias", añadió el funcionario.

"Desde el mes de diciembre –prosiguió-, la Delegación ha ido notificando a quienes explotan las unidades turísticas sobre ésta y otras cuestiones que deben acatar. Lo más apropiado hubiese sido que las empresas consulten al municipio antes de montar semejantes estructuras, a fin de tomar conocimiento de la normativa vigente que rige sobre estos aspectos que hoy se están incumpliendo", completó.

Comentá la nota