Intiman a micros de larga distancia a informar sobre la procedencia del catering.

Un operativo bromatológico de manera conjunta entre Provincia y Municipalidad llegó hasta la terminal para controlar la habilitación sanitaria de los micros, documentación que acredita la mercadería que se sirve a los pasajeros, condiciones de higiene de los productos, y funcionamiento de la cadena de frío.
Tal como estaba previsto, la Dirección de Bromatología de la Comuna capitalina, de manera conjunta con la Subdirección de Bromatología de la Provincia, realizaron inspecciones en la terminal a los micros de larga distancia con el fin de conocer la procedencia de las bandejas de alimentos que se sirven a los pasajeros. Si bien, el contenido de los catering se encontraban en buen estado, intimaron a las empresas a que presenten los certificados de habilitación de las firmas encargadas de este servicio, ya que solo una cumplió con el requerimiento. Asimismo, las líneas de colectivos deberán exhibir los certificados de fumigación de las unidades.

Vale recordar que estos controles surgieron luego de que una niña murió a raíz del síndrome urémico hemolítico, que lo habría adoptado al ingerir una comida en un colectivo de larga distancia.

Desde las 19 y hasta las 21.15, ambos organismos se encargaron de realizar los controles bromatológicos en los micros que partían hacia distintos puntos del país. Al respecto, la titular de Bromatología municipal, Máxima Ramírez, comentó a El Litoral que si bien las bandejas contaban con fecha de vencimiento y el correspondiente sellado, “los micros no contaban con el certificado de habilitación comercial de la firma que hace el servicio de catering. Sólo uno tenía”, dijo.

Además, “no exhibían el certificado de fumigación de la unidad en el sector correspondiente, más allá que no se detectaron plagas”. Por esta razón, “se les labró un acta de inspección en el que se les intimó que en el lapso de 48 a 72 horas presenten la documentación correspondiente”.

En cuanto a la empresa de catering que sí presentó el correspondiente certificado de habilitación, dijo que se trata de una firma procedente de Resistencia (Chaco) -La Martina- que se encarga de brindar este servicio a las firmas Ersa, Crucero del Norte, El Tráfico, Nueva Estrella, Vía Bariloche, Bosa y San Cristóbal.

Ramírez también informó que en este trabajo conjunto con Bromatología Provincial, su par, Cristina Espinoza, “solicitó a las empresas que informen el proceso y periodicidad de limpieza de los dispenser que almacenan agua y café”.

Debido a la afluencia de pasajeros que a esa hora se encontraban en la terminal, y la demora que conlleva este tipo de controles bromatológicos, la funcionaria comunal señaló que solamente cinco unidades pudieron ser inspeccionadas, y para ello participaron cuatro inspectores de su área. No obstante, advirtió que regresarán a la terminal para continuar con estos operativos.

En este contexto, Ramírez dijo que los controles se trasladarán hoy en los carritos de comidas que se ubicarán dentro y fuera del anfiteatro Cocomarola, donde se tiene previsto desarrollar esta noche los shows de comparsas.

Comentá la nota