Intiman al desalojo de las tierras destinadas al cementerio de Batán

El titular del Enosur, Manuel Regidor, deberá decidir los próximos pasos a dar. El expediente ya incluye una orden de desalojo pero los particulares involucrados pidieron un plazo para retirarse. No pudieron justificar el uso de las tierras.
El titular del Enosur, Manuel Regidor, podría decidir en las próximas horas el desalojo de las tierras reservadas para el futuro cementerio de Batán que fueron sembradas con papa por particulares.

La usurpación de las 6 hectáreas y media adquiridas por el ex Emvisur -hoy convertido en Enosur- para la construcción de un cementerio dataría de hace varios años, según habrían admitido los propios particulares involucrados, quienes sin embargo no pudieron justificar legalmente su presencia en el lugar.

Fuentes del Enosur relataron que el presidente del Enosur ya instruyó, a través de la resolución 234/09, el inicio de las acciones de desalojo. Sin embargo, una vez notificados de dicha medida, los particulares presentaron una carta solicitando un plazo para abandonar el lugar.

Regidor deberá en las próximas decidir si otorga ese plazo o sigue adelante con el desalojo. Cualquiera sea la decisión, aclararon las fuentes, deberá ser homologada ante la Justicia dado que se trata de un bien público.

Por su parte el delegado municipal de Batán, Ernesto Lenzo, negó las versiones según las cuáles él había autorizado la siembra de los terrenos. ?Desmiento categóricamente haber dado esa autorización" afirmó.

Lenzo relató que la situación fue denunciada telefónicamente por un vecino de Batán, lo que motivó que inspectores de la Delegación Municipal se apersonaron al lugar e intimaran el día 2 de julio, por medio de un certificado de inspección 617, a los ocupantes a retirarse del lugar.

Añadió que el 23 de octubre se realizó una nueva inspección en el lugar determinándose que el particular no solo no se había retirado sino que había comenzado a sembrar, por lo que se labró el acta de constatación 450.127.

Fue entonces cuando la situación pasó a manos del Enosur, que es el organismo que posee la titularidad de las tierras, más precisamente a través de la Dirección General de Cementerios.

Fuentes del organismo relataron a LA CAPITAL que una vez que tomaron conocimiento de la situación se intimó por carta documento a los intrusos a que aclararan en qué situación ostentaban esa tenencia.

La respuesta de los particulares habría sido desconcertante: admitieron estar haciendo uso de las parcelas desde hace varios años pero reconocieron no tener cómo acreditar en qué caracter ostentaban la tenencia.

Ante esta situación, el presidente del Enosur ordenó el inicio de una acción de desalojo, lo cual fue notificado a los particulares el 16 de noviembre. Ocho días después ingresó al Ente una nota particular solicitando un plazo para proceder al desalojo voluntario.

Cabe consignar que si bien en un primer momento se habría dado intervención a la Justicia de Faltas, los próximos pasos deberán ser avalados por la Justicia ordinaria ante la posible comisión de un delito penado legalmente.

Las tierras usurpadas, ubicadas a menos de un kilómetro del ingreso a Sierra de los Padres, fueron adquiridas durante la gestión del radical Elio Aprile con el objeto de dar respuesta a un viejo reclamo de los vecinos de Batán: contar con su propio cementerio público.

Comentá la nota