Intimación por injurias.

Ayer intimaron al secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, a que "en tres días" se rectifique de haber dicho que el senador Leopoldo Cairone (UCR) "solicitó y recibió un aporte de 150.000 pesos" para un club.
El demandante fue Horacio Cannizzaro, en su calidad de vicepresidente del Club Social y Deportivo Barrio Cano.

En su presentación, el socio señala que "la falsa información suministrada por Ud., afecta a mi persona, a nuestro club, a sus asociados y miembros de la Comisión Directiva, configurando los delitos de injurias y calumnias".

Comentá la nota