El INTI entregó $25.000 para hacer productivos los molinos

Se trata de un proyecto jachallero que obtuvo el segundo puesto entre 90 participantes del país.
El objetivo es integrar al circuito productivo de Jáchal a los centenarios molinos García y Sardiña; y promover el cultivo de trigo en Jáchal para fomentar la producción, el turismo y la cultura locales. Este es el espíritu del proyecto del especialista Alfredo Aciar que esta semana obtuvo el segundo premio y se llevó 25.000 pesos en el concurso "La Mirada Larga", del Instituto de Tecnología Industrial (INTI), entre 90 iniciativas de 17 provincias.

Y si bien los molinos ya habían sido reacondicionados para recibir al turismo (ver aparte), este proyecto pretende ir más allá y hacerlos parte importante de la producción local.

Aciar es un jachallero que actualmente reside en Mendoza y que, conforme a las demandas de su tierra natal, decidió encarar un trabajo productivo para aplicar en la zona.

Los rasgos salientes que evaluó el jurado compuesto por el presidente del INTI, Enrique Martínez, y el director de Economía Industrial de esa entidad Javier González, entre otros, fueron la valorización económica y social de las propuestas, como también la solidaridad manifiesta en las que apuntaron a pequeños productores que necesitan re insertarse en el sistema productivo.

"Nos sentimos muy entusiasmados y felices, este diploma y el dinero obtenido no apunta solamente al área productiva, sino también a la turística y cultural; en esencia queremos volver a la producción de trigo, hoy solamente trabajamos 20 hectáreas y la idea es llegar a 400", manifestó el intendente de Jáchal, Jorge Barifusa, quien viajó a Buenos Aires a recibir la distinción.

Específicamente el emprendimiento incluye a los dos molinos mencionados, ya que son los que se encuentran casi en condiciones de ponerse en funcionamiento; "esto significa un impacto muy interesante en lo económico, porque el departamento puede autoabastecerse en harina y el uso de estos molinos históricos sacan un producto de primera calidad", comentó el titular de la municipalidad.

Quedaría determinar los pasos a seguir para poner marcha la iniciativa, ya que la misma en una primera etapa abarca estudios de suelo y la evaluación de la variedad de trigo que más se adapte al terreno. Barifusa se mostró más que optimista con el incentivo ganado: "es un estímulo para seguir desarrollando nuevas ideas, estos edificios en desuso conformaban una unidad productiva amplia, había desde carpintería, hasta fábrica de pastas y hacer que funcionen nuevamente sería vital para el departamento" opinó.

De los viejos molinos, el de Huaco y el de Reyes son los más necesitados de financiamiento para levantarlos; según el funcionario municipal, $300.00 serían suficientes para que todo el complejo entre en acción; las gestiones para obtener recursos ya se plantearon ante las autoridades del Consejo Federal de Inversiones, las que están analizando la propuesta.

Comentá la nota