La intervención de OSM busca plata en la región para financiar las obras

El hombre va de reunión en reunión y también viaja frecuentemente a Buenos Aires. A partir de una proyección de gastos necesarios de $ 460 millones para recomponer la infraestructura de OSM, el interventor Gonzalo Dávila cumplió el primero de los seis meses previstos al frente de la empresa y no deja de buscar fondos para solventarlos.
De hecho, descartado por ahora el apoyo del BID, en el horizonte aparece la alternativa de la Corporación Andina de Fomento (CAF), que ya le acercó al funcionario una propuesta de créditos blandos a ejecutar en corto plazo.

Aún resta precisar montos y detalles de la operatoria, algo de lo que casi con seguridad habrá novedades en una reunión que el propio Dávila iba a mantener en la semana con los popes de la CAF en Buenos Aires y finalmente fue diferida para los próximos días.

En principio aparece como opción potable en virtud de los tiempos de aprobación. "Tenemos que analizar cuáles son las condiciones específicas, pero una ventaja es que resultaría mucho menos burocrático y los desembolsos más rápidos, a medida que se certifican las etapas de cada obra", anticipó el interventor.

La Corporación es un organismo financiero multilateral, la principal fuente de la región andina y para el área infraestructura de América Latina, que presta múltiples servicios bancarios a clientes de los sectores público y privado de sus países accionistas. Fundada en 1970 y con sede en Caracas, Venezuela, sus accionistas son Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Uruguay, Venezuela y 14 bancos privados de la región.

Un antecedente en la región es el préstamo para construir el corredor bioceánico que une el puerto de Santos (Brasil) y los de Arica e Iquique (Chile), permitiéndole una salida al mar a Bolivia a través de Santa Cruz de la Sierra, cuyo término se prevé para 2011. Sólo en un municipio brasileño, en 2008 aprobó u$s 75 millones para infraestructura urbana y ambiental.

Balance

Al cabo de un mes desde que se decidió la intervención de Obras Sanitarias, el mismo Dávila ensayó un balance de su gestión y colocó en el haber la decisión de reordenar el gerenciamiento de la empresa y reorientar la gestión hacia el usuario, un déficit señalado a los operadores privados. Según Dávila, la medida inicial de suspender a directores que actuaban como asesores técnicos de los accionistas significó un recorte de hasta $ 90 mil, lo que la empresa pagaba por ese concepto al operador.

A partir de allí, de acuerdo al interventor se aplicó un recorte de gastos en viajes y alojamiento de directivos y una reasignación de partidas, en busca de eficientizar recursos para el área técnica, con 6 mil reclamos sin resolver de hasta un año de antigüedad y en muchos casos reiterados . "La mayor parte de los recursos se destinaba al área comercial; dicho de otro modo, en cerrar caja. Lo que hicimos fue volcar más dinero a cuestiones operativas, un sector en el que encontramos que no hubo un mantenimiento preventivo, y también a equipamiento, sobre todo en el interior de la provincia, que está en marcado estado de abandono", precisó.

En tal sentido, las deudas con proveedores (algunos con saldos sin cancelar desde enero) como Edemsa e Irrigación fue otro aspecto criticado con dureza. "Ante una intimación, con Irrigación hubo que hacer un plan de pago por más de un millón porque una interrupción hubiera sido caótica. Si bien el atraso tarifario era real, también está comprobado que la decisión era no pagar, porque con el mismo dinero hemos podido hacerlo".

Así, en función de lo que resta del año, Dávila asegura que afectará $ 1,5 millón del flujo de fondos a "barrer con mejoras sectores críticos, como el reemplazo de colectores en Las Heras, Guaymallén y Capital, y formar un equipo que resuelva los reclamos pendientes de atención".

Por lo pronto, el martes OSM producirá novedades en dos ámbitos. Durante toda la jornada habrá un corte del suministro desde el dique Potrerillos para comenzar con la limpieza del acueducto, una de las prioridades para eliminar la contaminación con manganeso en la red, que afectará a Godoy Cruz, Capital y Luján, y reducirá la presión en otras zonas. En tanto, a las 11 está convocada la primer reunión de trabajo del Comité Asesor Técnico multidisciplinario para empezar a definir el plan estratégico de la empresa.

Comentá la nota