Interurbanos piden no pagar peaje

La FETAP elevará una solicitud a la Subsecretaría de Transporte de la Provincia para que se exima a las unidades de corta y media distancia del pago de peajes, tal como ocurre a nivel nacional. Las empresas buscan protegerse de la inminente suba de las tarifas en la Red de Accesos a Córdoba (RAC).
La Federación Empresaria del Transporte Automotor de Pasajeros (FETAP), que nuclea a las firmas que prestan el servicio de transporte interurbano en la provincia de Córdoba, elevará en las próximas horas un pedido ante la Subsecretaría de Transporte del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia para que exima del pago de peajes a las unidades de corta y media distancia que trasladen personas en el territorio cordobés.

Así lo reveló a LA MAÑANA una fuente de FETAP, que consignó que el detalle de la solicitud se iba a terminar de definir en la víspera y el escrito final se presentará a la dependencia oficial hoy o antes del fin de semana. Según los empresarios, esta disposición es la que rige a nivel nacional, y por eso no habría ningún impedimento en que el Estado cordobés la aplique, más aún teniendo en cuenta la difícil situación económica que atraviesan las firmas.

La razón principal que justifica esta demanda de las empresas transportistas, reside en el inminente aumento que sufrirán las tarifas de las cabinas que pertenecen a la Red de Accesos a Córdoba (RAC), que, si bien aún no fue autorizada por el gobierno provincial, el propio ministro de Obras Públicas, Hugo Testa, reconoció que será del 50 por ciento en el caso de las rutas “turísticas”, que pasarán de un peso a 1,50 pesos; y del 66 por ciento para las rutas “productivas”, que aumentarán de 1,80 pesos a tres pesos. Estas cifras fueron arrojadas por un estudio elaborado por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) que indica que esos son los incrementos que deberían imponerse para garantizar la “operatividad” de la empresa que continúe con la concesión de la RAC (actualmente en manos de Caminos de las Sierras, cuyo socio mayoritario es el grupo Impregilo). En tanto, en 2010 se incorporarían nuevas modificaciones, siempre que la concesionaria efectúe un plan de obras previamente establecido.

En este contexto, vale recordar que el mayor volumen de viajes de transporte de pasajeros se da entre la capital provincial y las ciudades ubicadas en el anillo del Gran Córdoba, como Carlos Paz, Alta Gracia, Jesús María, La Calera, Río Ceballos, Río Segundo o Monte Cristo, entre otras. Es decir, todas localidades unidas a la ciudad de Córdoba por rutas que pertenecen a la RAC.

Como los ómnibus de las empresas que prestan estos recorridos abonan el mismo monto que pagaría cualquier colectivo de cualquier parte del país, la cifra representa una porción importante en la estructura de costos total de la empresa. “Hay firmas que pagan 28 mil pesos por mes de peaje. Es una suma para nada despreciable”, señaló el informante.

De este modo, el objetivo que persiguen desde FETAP es evitar volver a solicitar un incremento en el boleto, teniendo en cuenta que los pasajeros ya sufrieron durante 2008 sendos aumentos del 25 y 22 por ciento, que lógicamente representaron un fuerte impacto en sus bolsillos.

Suba impagable

El principal argumento esgrimido por FETAP para justificar esta demanda, es que si se no se los exime del pago de los peajes se va a tornar muy complicado pagar el aumento del 14 por ciento en el salario y del 70 por ciento en los viáticos de los choferes, dispuesto por la Secretaría de Trabajo de la Provincia a través de un laudo arbitral.

Cabe recordar al respecto que la federación empresaria firmó el acta “bajo reserva de ley”, señalando su “convencimiento de la ilegitimidad y arbitrariedad” del laudo y “manteniendo la totalidad de las reservas legales articuladas».

La firma de este acuerdo llegó luego de numerosas amenazas de paro por parte de la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (AOITA) y que motivó la intervención de altos funcionarios del gobierno provincial para que FETAP finalmente terminara acatando la decisión de la Secretaría de Trabajo.

Comentá la nota