Interurbanos: Si no aparece plata, habrá paro por doblete

Los dirigentes gremiales realizarían medidas de fuerza si no logran un aumento salarial del 20 por ciento. Y los empresarios también cortarían los servicios nocturnos si no llegan nuevos subsidios.
La pelea de los choferes y los empresarios de las líneas interurbanas, por separado, podría estallar antes que llegue el próximo fin de semana. Por un lado, los colectiveros quieren un aumento del 20 por ciento de los sueldos, pero con el "no" de los transportistas se preparan para cortar los servicios. Por otro, las firmas dicen que si no aparece el 1.700.000 peso de la Nación o de la Provincia ellos también harán otra medida: un recorte de los horarios nocturnos.

Los ánimos de los trabajadores de este sector y de los representantes de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) están más que calentitos cuando se avecina un fin de semana que podría traer problemas para los usuarios de las líneas de corta, media y larga distancia asentadas en la Provincia.

El ministro de Obras y Servicios Públicos, Hugo Testa, convocó ayer a la cúpula de la Fetap para prometer –siempre según la palabra de los transportistas– que realizarán las tratativas necesarias a la Nación para que gire a Córdoba los fondos correspondientes a los subsidios para los interurbanos.

El presidente de la Fetap, Héctor Pfening, le adelantó a este medio que si no aparecen los dineros esta semana los transportistas aplicarán un quite de los servicios nocturnos en señal de protesta. Sobre todo porque quieren que se amplíe el oxígeno financiero a las empresas que tienen recorridos con más de 60 kilómetros y que no perciben una ayuda de la Nación.

"Estamos analizando esta semana (la medida), pero por ahora hubo una reunión con Testa que expresó que tratará de lograr los fondos, pero si no están, no hay forma de solucionar esto (o sea pagar el aumento a los choferes de las líneas interurbanas", expresó Pfening.

Con esa promesa de la Provincia se quedaron los transportistas, los que hoy deberán concurrir a una audiencia en la Secretaría de Trabajo, donde fueron citados junto con los dirigentes gremiales de Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita).

El jueves vence el último día de la conciliación obligatoria que interpuso el titular de la cartera laboral, Omar Sereno, por lo que el funcionario los entrevistará hoy, a las 15, para volver a buscar un acercamiento entre las partes. Pfening anticipó que no llevarán una propuesta salarial porque no llegaron los subsidios. Ante este panorama, desde el gremio de la Aoita dijeron que después de la reunión de hoy en Trabajo habrá una asamblea en el sindicato, en la que los delegados definirán los pasos a seguir. Desde las bases pretenden realizar una medida de fuerza para el fin de semana y los empresarios también quieren realizar un corte de los servicios de la noche. Desde mañana, cuando termine la conciliación obligatoria, se conocerá con certeza si los usuarios se verán finalmente afectados por los paros.

Comentá la nota