La Intersindical se reunió con los legisladores

Trabajadores de Río Grande y Ushuaia se movilizaron por las calles de la capital para culminar la jornada de protesta en una reunión con los parlamentarios
Desde la organización indicaron que participaron más de 600 empleados del sector privado y estatal. Destacaron el espacio de diálogo que les brindaron. Las críticas estuvieron centradas ante lo que plantearon como falta de políticas del ARI que contemplen el amparo de los trabajadores. También hubo cuestionamientos al ministro de Trabajo, Marcelo Echazú, contra el que arremetieron por posicionarse solamente del lado patronal.

Los gremios que integran la Intersindical fueron recibidos ayer por la tarde en Ushuaia por representantes de las distintas bancadas políticas del Poder Legislativo, espacio donde plantear la grave situación que atraviesan los trabajadores, también se evidenció un generalizado cuestionamiento a la gestión del gobierno de Fabiana Ríos.

Pasadas las 18 comenzaron a agruparse en cercanías al Paseo de las Rosas los grupos de de trabajadores que integran los sindicatos de UOCRA, ATE, SAT, UOM, RENACER, Trabajadores del Plástico, Judiciales, Petroquímicos, para marchar en reclamo de espacios de diálogo con el Gobierno fueguino, pero en esta oportunidad la convocatoria fue también dirigida a intendentes, concejales y legisladores nacionales.

Ante el escenario de crisis financiera y económica reclaman medidas urgentes que no provoquen el constante empobrecimiento de los sectores asalariados. La marcha es la segunda que impulsa la Intersindical, espacio que se conformó para unir criterios de lucha laboral. En esta oportunidad, concurrieron más de 400 participantes que representan a los gremios, tanto de Ríos Grande como de Ushuaia.

Los manifestantes marcharon por la avenida Maipú, luego pasaron por la sede de la administración central, para continuar por la calle San Martín hasta el edificio de los bloques políticos de la Legislatura, donde fueron recibidos por casi la totalidad de los parlamentarios. Se pudo observar la ausencia de los radicales Luis del Valle Velásquez y Gabriel Pluis. El Concejo Deliberante de Río Grande estuvo representado por el edil justicialista José "Nato" Ojeda.

Días previos al encuentro se dudaba sobre la presencia de los legisladores oficialistas, pero llegado el día confirmaron su presencia. No obstante, no asistieron ni el presidente del cuerpo, Manuel Raimbault y tampoco la riograndense Verónica de María.

La reunión que se extendió por más de dos horas, se concretó en el salón de comisiones del tercer piso del edificio. El peronista Adrián "Milin" Fernández hizo las veces de coordinador del encuentro y siguiendo algunas normas habituales, le cedió la palabra a los trabajadores. Hay que destacar que al mismo tiempo que se llevaban adelante las conversaciones los manifestantes no cesaron de esgrimir todo tipo de cánticos que reflejaban el descontento para con la gestión del ARI.

El estatal Carlos Córdoba fue el primero en expresar la situación, ya conocida del sector de los trabajadores estatales, pero reconoció que ese sector no es el más perjudicado en el escenario de crisis y por eso entendió que debían manifestar en primer lugar los trabajadores del sector privado.

Cabe destacar que tanto ATE como el SUTEF presentaron un petitorio con posibles caminos a seguir ya que "necesitamos que ustedes (los legisladores) nos puedan explicar, ya que el Gobierno no lo puede hacer, los alcances de la crisis. Dejamos nuestro petitorio con nuestros reclamos".

En tanto, los taxistas y remiseros reflejaron las necesidades de los trabajadores del volante, colocaron el énfasis en el sistema que los contienen dado que se desempeñan sin ninguna reglamentación. "Es uno de los sectores más castigados, con salarios de 2000 pesos en negro. Solo no podemos, y necesitamos que nos ayuden con la reglamentación para que podamos tener vacaciones, obra social y que deje de ser una changa", reclamaron.

Luego, el secretario general de la UOM, José Salinas, contó que a diferencia de otros años "los muchachos no tienen para comer. Hoy tienen sus hijos tomando té y el Gobierno no da soluciones, están inmersos en las elecciones y nosotros no tenemos expectativas de trabajo, se caen los contratos día tras día".

Asimismo, cuestionó la "falta de gestión del gobierno", hecho que imposibilita generar fuente laboral. "Estamos condenados a no tener trabajo hasta la temporada próxima. Nos castigan permanentemente", dijo. No obstante, remarcó que buscan espacios de diálogo para poder entregar propuestas. "Tenemos muchos proyectos pero no nos escuchan", reclamó.

Próximas reuniones sectoriales

Al culminar el encuentro las partes acordaron que la semana próxima comenzarán a analizar la situación de cada uno de los gremios de manera particular, teniendo en cuenta las particularidades de cada sector.

En ese sentido propusieron pasar para el martes el espacio de diálogo con ATE, SUTEF y UOCRA, con el objetivo de observar cuál es el Presupuesto que el Gobierno destinó a la obra pública. La mayoría de los representantes gremiales marcaron que el Ejecutivo no posee un Presupuesto aprobado por el Parlamento, y lamentaron que se maneje con un proyecto que fue reconducido dos veces.

En tanto, Córdoba reconoció el espacio de diálogo dado que "luego de mucho tiempo, participó el bloque del oficialista", al que le pudieron expresar sus necesidades.

No obstante, lamentó la ausencia de los representantes de las intendencias de Ushuaia, Río Grade y de Tolhuin, y también de los diputados nacionales "quienes podrían tomar un rol activo ante la crisis provincial".

Comentá la nota