La intersindical estatal busca adhesión al paro

Ratificaron la movilización para mañana. Entregaron panfletos invitando a los trabajadores.
Con la pretensión de sumar adherentes al paro y movilización anunciados para mañana, los representantes del frente de gremios estatales recorrieron ayer las distintas dependencias del Centro Administrativo del Poder Ejecutivo (CAPE) y algunas escuelas invitando a los trabajadores a adherir a la movida en reclamo de mejoras salariales para el sector público.

Carlos González, secretario adjunto de ATECA, comentó a El Ancasti que recorrieron las instalaciones del CAPE y que "muchos trabajadores se comprometieron a salir a la calle porque coinciden con nosotros en que esta situación no da para más".

"Calculamos que vamos a tener una adhesión muy grande", anticipó González, poco antes de que el Gobernador -con un sentido de la oportunidad enorme- dejara la puerta abierta para un aumento salarial, sin dar fechas ni montos.

Por el CAPE

De la recorrida en busca de adhesiones al paro participaron González y Francisca Dumeni, por ATECA; Arnoldo Núñez, por ATE; Gustavo Perea Pereira, en representación de los Autoconvocados de la Salud; Luis Vera del sindicato de legislativos; y Zuly Díaz del gremio de los no docentes.

Los gremialistas entregaron panfletos y hablaron con los trabajadores instándolos a reclamar "un salario digno" y el "pago en tiempo y forma" de los haberes, a raíz de la demora registrada los últimos meses en la efectivización de los sueldos.

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado, Arnoldo Núñez, comentó a Radio Ancasti que si se llegó a una instancia de paro fue porque pese a los reclamos, no fueron escuchados. "La situación da para hacer un paro porque no hay atención por parte del Gobernador que, pese a los muchos pedidos que hemos venido haciendo, nunca nos recibió", manifestó Núñez.

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado aseguraron que el interior también se plegará la paro a través de sus delegados gremiales, que coordinarán la jornada de protesta en los distintos departamentos. La idea -anticipó Núñez- que los trabajadores, tanto en el interior como en la Capital abandonen a las 10 sus lugares de trabajo y marchen a la plaza de cada lugar para hacer oír el reclamo.

Comentá la nota