Interrumpieron la sesión del Concejo

La sesión del Concejo Deliberante de ayer tuvo que ser interrumpida durante varios minutos a causa de un episodio inusual.
Los puesteros de la feria de la Plaza San Martín ubicada sobre la calle Mitre, rechazaron en el recinto la anunciada licitación para construir un estacionamiento subterráneo en ese espacio público, por considerar que la obra podría "perjudicar" su actividad.

Cabe recordar que se trata de una actividad precaria que en su oportunidad fue autorizada por el HCD a través de una ordenanza transitoria de 2006, sin que ello configure la pretensión de "derechos adquiridos" de por vida.

Ayer, para interrumpir la sesión primero una de las voceras del grupo, Adriana Silvera, utilizó la Banca 25 donde pudo exponer su opinión, escuchada con respeto por concejales y público.

Luego de escuchar a la mujer, los concejales aprobaron ayer una comunicación haciéndose eco del reclamo: en el texto, se solicitó que el Departamento Ejecutivo tuviera en cuenta la posición de los feriantes en el caso de que se avanzara con el proyecto del estacionamiento.

Pero los puesteros no se quedaron conformes. Cuando la sesión ya había dado comienzo y el concejal radical Maximiliano Abad hacía uso de la palabra, Silvera caminó hasta el centro del recinto y comenzó a increpar a los concejales a los que acusó de no haberle dado una respuesta a su reclamo.

La mujer empezó entonces a discutir mano a mano con el presidente del Concejo Marcelo Artime, quien intentó hacerle comprender que el Concejo ya había aceptado que ella dijera lo suyo y que, sumado a eso, acababa de aprobar una comunicación solicitándole al Ejecutivo que, si se llegaba a concretar la construcción del estacionamiento subterráneo, se tuviera en cuenta el destino de la feria.

No obstante los feriantes no aceptaron esa explicación y comenzaron a gritar desde la barra, por lo que en ese momento, Artime decidió suspender la sesión.

El debate se reanudó para aprobar una nueva comunicación con la que los puesteros parecieron quedar más conformes ya que en ella se pidió que el municipio mejorara la estética de la plaza.

Esta feria fue autorizada a funcionar por impulso de la anterior gestión municipal, que le cedió el uso de ese espacio público de manera transitoria a algunas autodenominadas organizaciones sociales de la ciudad.

En tanto, otros grupos que se oponen a los aumentos de tarifas, incluido el del boleto del transporte público en Mar del Plata, también manifestaron su disconformidad ayer aprovechando la presencia de los medios por la sesión, pero lo más resonante de esa protesta fue en la calle, frente al Palacio Municipal.

Comentá la nota