Interpol busca a funcionarios de Zelaya

Se emitieron órdenes de captura para tres integrantes de su gobierno acusados de estafa
TEGUCIGALPA.- La Policía Internacional (Interpol) giró órdenes de captura contra tres funcionarios del depuesto gobierno de Manuel Zelaya acusados de estafa, informó ayer un vocero policial hondureño.

"Se ha recibido (de Interpol) la comunicación formal de orden de captura con difusión o alerta roja para los tres ex funcionarios, por estafa del edificio de la ENEE", la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, dijo a la AFP el vocero del Ministerio de Seguridad hondureño, Orlin Cerrato.

Los ministros del gobierno depuesto Rebeca Santos (Finanzas), Rixi Moncada (de la ENEE) y Arístides Mejía (comisionado vicepresidente) fueron acusados por la Fiscalía de supuesta estafa con el alquiler del edificio de la empresa eléctrica.

Los tribunales habían entregado las órdenes de captura a la policía hondureña que documentó el caso, que las remitió a la sede central de la Interpol, en Lyon, Francia.

Según la acusación, en enero de 2009 Moncada, como ministra de la ENEE, alquiló un edificio por 18 millones de lempiras (cerca de un millón de dólares) anuales de alquiler -sin haber sometido el contrato a licitación- para las oficinas de la institución, lo cual superó el presupuesto asignado. Mejía y Santos eran miembros del directorio de la empresa que alquiló el edificio, situado en el este de la capital.

El 23 de julio, los juzgados emitieron las órdenes de captura para los tres funcionarios del gobierno que fue depuesto en el golpe de Estado del 28 de junio. Los tribunales también emitieron órdenes de captura para Santos, Enrique Flores Lanza (ministro de la Presidencia) y Jacobo Lagos (ex gerente de la estatal Empresa Hondureña de Telecomunicaciones, Hondutel), acusados de retirar 40 millones de lempiras (2,1 millones de dólares) del Banco Central de Honduras para promocionar la consulta popular que realizaría Zelaya.

El mandatario depuesto iba a llevar a cabo el 28 de junio una consulta para que la ciudadanía decidiera si colocaba una urna adicional en las elecciones de noviembre, a fin de convocar a una asamblea constituyente.

Ayer, manifestantes que exigen el retorno al poder de Zelaya realizaron protestas, arrojaron piedras contra comercios e incendiaron un ómnibus y un negocio de comida rápida en Tegucigalpa. En tanto, la Organización de estados Americano (OEA) reafirmó su plan de enviar a Honduras una delegación de cancilleres del organismo, para trabajar en la restauración de Zelaya. Sin embargo, el gobierno de Honduras afirmó que aceptaría la misión de la OEA si su secretario general, José Miguel Insulza, participa sólo como observador.

Comentá la nota