Interpelaron al ministro Falcione por la tarifa de la luz.

Por más de cinco horas permanecieron en la Cámara de Diputados los funcionarios que fueron citados para dar informes sobre los denominados “tarifazos” en los servicios de energía eléctrica y agua potable en la provincia de Corrientes.
Acudieron puntualmente al encuentro el Ministro de Obras y Servicios Públicos Marcelo Falcione, el Interventor de la DPEC Julio Espínola, el Secretario de Energía Marcelo Gatti y el Interventor del Ente Regulador de Aguas Juan Pedro Zubieta, quienes respondieron todas y cada una de las consultas que realizaron los legisladores en un marco de respeto mutuo.

Por parte de los legisladores, solo se registró la ausencia de los diputados Hector Snihur y Marco Costa. Presidió la reunión, la titular del Cuerpo Josefina Meabe de Mathó, aunque como “bajó del estrado a una banca común” para interrogar por lo que acontece con el servicio de agua potable en la localidad de San Luis del Palmar, delegó la conducción en varias oportunidades al radical Armado Aquino Britos.

En principio el Ministro Falcione brindó un amplio panorama de las cuestiones introducidas en el temario habilitándose luego a las preguntas.

Vale destacar, el beneplácito manifestado por el alto funcionario de estar en la legislatura, al considerar que así se enriquece la democracia. Posteriormente se refirió a la situación en general de la DPEC reconociendo que a lo largo los últimos tiempos hubo épocas de bonanzas, y de crisis que repercutieron en el sistema tarifario.

Aclaró asimismo que el sistema energético contempla tres patas fundamentales: los generadores de energía, el transporte y finalmente los usuarios.

En este aspecto, recordó que Corrientes compra energía a la Nación , a través de un sistema técnico de costos. Con respecto a la suba dijo que “no se puede hablar de arbitraridad pero si que “Nación hizo una quita de subsidios” por lo que se trasladó al consumidor el incremento, que en otras oportunidades eran absorbidos por el Estado.

Con respecto a Aguas, sostuvo que el contrato data del año 91, y en sus articulados autoriza a trasladar a los usuarios los ajustes tarifarios.

Ni bien iniciado el debate, la diputada Maria Inés Fagetti de Manzutti agradeció primeramente el gesto de los representantes del Ejecutivo Provincial de concurrir al recinto, y se alegró por las “coincidencias” con el Ministro en cuanto al carácter democrático de su visita. Su primera pregunta se puede sintetizar de la siguiente manera: “usted habló de la época de bonanza. La pregunta es que se hizo en la DPEC entonces, en que mejoramos?. Que se hizo para no estar en la situación en que hoy estamos? Inquirió.

A esto, el Ministro respondió que “es cierto que hubieron épocas buenas, pero ello no se vio reflejado en el caudal necesario para hacer inversiones”. Aún así, mencionó entre otras obras que realizadas, los trabajos en la estación transformadora de Esquina; de Curuzú Cuatiá y su interconexión con Sauce; y Santo Tomé; al mismo tiempo que extendieron las líneas de electrificación rural. También habló del tramo Yaciretá-BsAs a finalizar; del área Iberá-Mercedes; y Goya-Paso de los Libres, proyectos éstos ya aprobados.

En cuanto a lo realizado en la capital correntina señaló la inter-conexión Santa Catalina-planta Quilmas que asegura el servicio a una basta barriada; y recalcó que significó un gran costo la instalación de 15 mil medidores que ayudaron a combatir las pérdidas de energía.

El interventor de la DPEC Julio Espínola, por su parte, explicó detalles técnicos y puso especial énfasis en las citadas pérdidas. Dijo al respecto que en el 2006 fueron del 40 %, en 2007 del 38 % y en el 2008 34 %, aún cuando la demanda creció en un 45%. “Esto se logró gracias a la inversión”, acotó.

Párrafo especial tuvo la situación de barrios o asentamientos precarios. “A ellos se les asistió con personal propio en el área comercial, y se los ingresó a la tarifa social, además de dotarles de redes seguras, y limitadores de cargas para que pudieran controlar el consumo de acuerdo a sus posibilidades de pago. La inversión significaba en aquel entonces, 2 mil o 3 mil por usario; lo que haciendo cálculos, en un barrio para 2 mil familias, esa suma se multiplicaba considerablemente y por la crisis, no se sostuvo en el tiempo el proyecto”.

Seguidamente el diputado Tamandaré Ramirez Forte preguntó sobre el costo de un kv. “Cuanto salía por ejemplo en octubre y cuanto sale ahora”, fueron sus textuales palabras.

El ingeniero Espínola, contestó que en verdad no le podía informar en ese momento el precio del kw. porque la DPEC compra al mercado mayorista con segmentos que tienen costo diferencial, más impuestos correspondientes. En cuanto a los aumentos dijo que se dieron de la siguiente forma:

En el segmento de 1.000 a 1.400 kw 216 %

En el segmento de 1.400 a 2.800 kw 428 %

En el segmento de más de 2.800 kw 859 %

Quedó claro, en la explicación, y se resaltó, que debajo de los 1000kw no sufrieron aumentos. No obstante, Espínola señaló que muchos pequeños usuarios sufrieron un incremento, al registrarse un mayor consumo estacional. Así también destacó que en la resolución 1169 del aumento, vino directo al usuario porque se produjo la quita de los subsidios.

Cuando fue consultado si el Ministerio o la DPEC hizo una propuesta al Gobernador para que se hiciera cargo el Estado del incremento, la respuesta fue contundente “no”. Sobre el aumento de la tarifa energético también se mencionó como dato importante que un 85.91 % del padrón de usuarios fueron excluidos. Es decir, no han sufrido suba. “Los del primer segmento ( 1000 a 1400 kw) son un 7.5%; los del segundo segmento ( 1.400 a 2.800 Kw) son el 6.9 %; y los del tercer segmento (más de 2.800) son el 0.85 %. En otras palabras, el aumento alcanzó a menos del 15% del padrón total, lo que significa un total de 26 o 28 mil usuarios” dijo.

También recordó las tarifas sociales, y la exención a ex combatientes de Malvinas y al área culto.

Para ser gráfico, el joven funcionario puso un ejemplo del porqué un consumidor del interior provincial, reservándose el nombre y apellido sufrió un incremento del 300% -“como se denunció en los medios”-: “antes pagaba por 60Kw que significaba no tener ni un foco prendido. Ahora paga por 510 kw. Tuvo un 300% de aumento. En este caso, particular, tuvo este incremento por la normalización del consumo y correcta aplicación de la tarifario… La normalización fue través de la instalación de un medidor, que le permite a la vez controlar su consumo”, indicó en síntesis.

Un momento tenso se vivió cuando desde la bancada de la oposición se señaló que la DPEC no supo solucionar los problemas, pagando mucha plata a una empresa privada.

No tardaron los funcionarios en transparentar que dicha firma se llevó unos 4 millones de pesos, aunque se aclaró que quedó rescindido el contrato.

A su turno el diputado radical Armando Aquino Britos intentó hacer un resumen: “Nación nos cobra a nivel de usurero, y no cumple con las regalías”, entre otros conceptos para recordar luego la necesidad de aprobar el Fondo Fiduciario.

El secretario de Energía Marcelo Gatti, por su parte, habló de las cartas enviadas a la Secretaría de Energía de la Nación por las asimetrías regionales, y por la resolución 1169. Aclaró que se solicitó que el piso de 1.000 kw sea de 2.000 kw, sin respuesta positiva alguna.

Ya en el ámbito de Aguas de Corrientes, el tema es mucho más extenso, y tuvieron especial protagonismo, la presidente de la Cámara de Diputados Josefina Meabe de Mathó que defendió la solicitud de los vecinos sanluiceños que presenciaron el cónclave, y la diputada Nora Nazar que recordó la importancia del acueducto creado cuando su esposo y el entonces ministro Silva

Comentá la nota