Interpelan a contador municipal

(General Acha) - El Concejo Deliberante interpeló al contador del Departamento Ejecutivo local, Claudio Javier Andueza, quien dio explicaciones sobre la demora en la presentación de las rendiciones contables del municipio. Se realizó durante la sesión especial desarrollada el miércoles por la noche, y ante la presencia del secretario de Gobierno, Javier Bassa, quien acompañó al profesional.
Andueza atribuyó la tardanza de la remisión de los balances a una sobrecarga de trabajo en contaduría, originado porque la mayoría de las tareas recaen sobre él, ya que existe una carencia de personal capacitado que colabore en el área.

Sin embargo, informó a los ediles que las observaciones de los balances de enero, marzo y abril de 2008 se están contestando, y entre febrero y marzo seguramente serán elevadas las restantes.

Aclaró que en el caso puntual de las rendiciones de febrero, julio y agosto, el plazo para que el concejo pueda hacer las observaciones venció, pero igualmente enviaron las correcciones que debían llevarse a cabo, así que sostuvo que puede no contestar directamente los aspectos requeridos por los concejales porque automáticamente están aprobados, pero a pesar de eso por una cuestión de formalidad, lo va hacer.

El contador explicó que oportunamente el Ejecutivo mantuvo una reunión con el cuerpo deliberativo donde se habló este tema, ocasión en la que se acordó que cada dos semanas se elevaría la rendición contable de un mes, lo que cumplió por un tiempo por diferentes problemas que se presentaron en Contaduría.

Servidor.

En ese sentido, Andueza señaló que a principios de octubre de este año "hicieron pedazos" el servidor del sistema contable, ya que la base de datos se estropeó de tal forma que por un tiempo largo no se contabilizó los pagos diarios, que tuvieron que hacerse de manera manual.

"No pudimos averiguar con la gente de Sistemas qué pasó, si fue una falla del mismo servidor o alguien ingresó y formateó el disco duro. Si fue así, ocurrió por la tarde, pero lo curioso es que el servidor tiene clave de acceso", dijo.

En realidad, prosiguió el funcionario, no se sabe la causa, pero lo cierto es que Sistemas tuvo que instalar un servidor nuevo, recuperar la base de datos y colocar un sistema de seguridad de claves. "Obviamente se cambio de lugar, ahora el servidor está bajo llave, con claves y un millón de cuestiones de seguridad en mi oficina", añadió.

Compromiso.

Se comprometió a remitir al concejo en los próximos días el balance de enero 2009 y, antes de fin de año el correspondiente a febrero de ese año. Además elevará la cuenta de inversión del año pasado, la cual no fue presentada oportunamente porque la rendición de diciembre de 2008 aún no se había hecho.

Negó que haya cuestiones raras en los atrasos de las presentaciones contables, es decir gastos o expedientes que el Ejecutivo quiera ocultar. "La causa es técnica, no hay una orden de Malena (García) para atrasarse en tal cosa, sino una carencia de personal capacitado, porque mucho de todo el trabajo recae sobre mí", precisó.

Asimismo, argumentó que otras demoras se producen por el cúmulo de tareas que deben desarrollar por directivas que llegan directamente de provincia, relacionadas con rendiciones de cuentas, subsidios, reparticiones cuyo control recayó sobre Contaduría, y últimamente, la información que debió cargarse referida a la asignación universal por hijo.

Andueza informó que habló con la jefa comunal, y ya se encuentra trabajando con intenciones de seleccionar, antes de fin de año, a una persona que absorba parte de su trabajo.

Más allá de que la interpelación se desarrolló normalmente, hubo un momento en el que el contador tuvo un cruce de palabras con Dolores Gramuglia. Es que la edila le dijo que si el motivo de la demora es la sobrecarga de trabajo, debería asistir al municipio todos los días de la semana y no cuatro, como generalmente hace, lo que no cayó para nada bien a Andueza, quien le contestó que a él también le gustaría saber qué días y horas trabajan los concejales.

Comentá la nota