Internet se convirtió en un arma clave para atraer votantes

Todos los candidatos hacen uso de las nuevas tecnologías, que son baratas y muy eficaces
Menos manifestaciones masivas en estadios de fútbol, más chateo a través de Facebook. Poco y nada de discursos prolongados desde un atril, mucha información a través de Twitter, Sonico, blogs y sitios de video masivos como Youtube.

La campaña electoral, que comenzó oficialmente el martes pasado, será trascendente por lo que está en juego, pero también porque será la primera campaña 2.0 de la historia argentina. Reforzará así la tendencia que comenzó a insinuarse en las últimas elecciones presidenciales, en las que las nuevas herramientas tecnológicas tuvieron un lugar preponderante en las estrategias de algunos de los candidatos.

Para el oficialismo y para la oposición, cuenten con bolsillos llenos o estén en épocas de vacas flacas, la ecuación es muy sencilla: Internet permitirá llegar en mucho menos tiempo a más y más votantes sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero. Ingenio y diversificación en la cantidad y calidad de los soportes en Internet parecen ser las claves para que los candidatos lleguen con su mensaje al electorado, aun cuando muchos de ellos tengan dificultades para encender una computadora o les cueste pronunciar los nombres de las redes sociales y medios de comunicación que serán protagonistas en las cruciales semanas de campaña que se vienen.

Si hay un ejército importante de cibernautas trabajando para algún candidato, ese candidato es Francisco de Narváez. Atado a su Blackberry, el candidato de Unión-Pro revisa varias veces por día las respuestas que un grupo de colaboradores dan a las inquietudes de quienes se comunican a través de las distintas redes.

Página web propia, mapa de la inseguridad y un sitio de la juventud partidaria son actualizados de manera constante para dar cuenta de las recorridas por barrios, cámaras de comercio, pequeñas sociedades de fomento y organizaciones de vecinos que serán la base de su campaña. "El concepto es estar en todos los nichos y tener presencia en todos lados", afirmó a LA NACION Martín Rodríguez, coordinador del equipo online del candidato.

Mensaje por la Web

Con similar entusiasmo, el grupo cibernético que conecta a Elisa Carrió y los candidatos del Encuentro Cívico y Social con votantes de la provincia de Buenos Aires y la Capital trabaja en soportes similares de la Web para hacer llegar el mensaje.

"Nuestro slogan de cambio seguro y la certeza de ser la única oposición nacional al Gobierno son dos consignas que queremos transmitir vía Web", dijo a LA NACION Matías Méndez, vocero de Carrió y coordinador de los equipos de medios alternativos. Méndez se entusiasma con los datos: 6000 personas por semana entran en el sitio web de la Coalición Cívica (CC), y otros tantos en el canal de tevé de la CC, para conocer las opiniones y pasos de los candidatos de esa fuerza.

Hay distintos acercamientos a la tecnología de los candidatos: Alfonso Prat-Gay y Margarita Stolbizer se pasan horas chateando por Facebook y contestando mails, un mundo desconocido para Carrió, que "contesta a través nuestro y se entera de todo lo que se sube a la Web", responde Méndez.

La rival directa de Carrió en la Capital el próximo 28 de junio, Gabriela Michetti, tiene página propia en Facebook y otras redes sociales, al igual que la mayoría de los diputados y legisladores porteños de Pro. Se lleva bien con la tecnología y se comunica vía Internet a diario con militantes y vecinos.

"Gracias a Internet, los partidos y sus dirigentes deberán hablar más y con mayor frecuencia. Es un medio fundamental para explicar y escuchar. Eso es bueno para la política y para la gente", afirman desde el búnker macrista.

Remontar una elección

Otros candidatos se valen de las herramientas 2.0 para remontar lo que hasta ahora es una elección difícil para ellos.

Martín Sabbatella, por ejemplo, puso a trabajar a un equipo de colaboradores para difundir su gestión como intendente de Morón en el sitio web enmoronlohicimos.com, y se comunica por las redes sociales todos los días.

"Combinaremos los actos en lugares pequeños con mucha presencia en la Web. Es una forma más de dialogar con la gente", afirman cerca del candidato a diputado bonaerense, que en los afiches callejeros de campaña difunde también la dirección de los sitios web.

Hombre familiarizado con la tecnología, Jorge Telerman suele dejar mensajes a sus fans en Facebook. "Tengan paciencia", fue el último, para calmar a aquellos que le preguntaban por su candidatura a diputado por la Capital.

Para mostrar que la izquierda y la tecnología no son fenómenos antagónicos, Luis Zamora tiene, en el sitio de su partido Autodeterminación y Libertad, enlaces a Facebook y videos en YouTube, como el que recuerda cuando, en 1990, armó un escándalo en el Congreso ante la visita del entonces presidente norteamericano George Bush.

El único que parece a contramano de la tendencia es el ex presidente Néstor Kirchner. Cerca de él hablan de una campaña llena de actos masivos (se estima que hay unos tres por semana) en el conurbano bonaerense, aunque su perfil propio en Facebook y el trabajo de jóvenes kirchneristas reunidos en el grupo Generación K también le aseguran presencia en Internet, en unas elecciones en las que cada voto valdrá oro el 28 de junio.

Comentá la nota