Las internas locales, con vistas a tratarse en 2010

Al proyecto de internas locales que ya fue presentado en julio en la Cámara de Diputados, no le van a tocar una coma hasta que esté el de la Nación.
Y estiman que la reforma en San Juan no entrará en las ordinarias, porque quedan sólo las sesiones del 19 y del 26. Entonces, podrá ser para extraordinarias o para el año que viene. Para el giojismo lo ideal es que "las reglas de juego estén aprobadas lo antes posible". Pero también estiman que no podrá ser más allá del primer trimestre del año que viene porque es una norma de fondo que requiere, por ejemplo, que cada partido debe adecuar su carta orgánica. Todas estas son previsiones del jefe del bloque PJ en Diputados local, Daniel Tomas, que es el autor de la iniciativa local, pedida por José Luis Gioja apenas terminaron las legislativas de junio último.

El esquema es así: si prosperan los dos proyectos de ley -el nacional está juntando los votos para aprobarla en el Congreso, y el local tiene mayoría propia en el recinto- los sanjuaninos tendrán que ir a votar desde 2011 en adelante para las primarias o internas (para elegir qué candidatos pasan a la general) y para la general propiamente dicha. Si las elecciones nacionales -cargos de presidente, vicepresidente, senadores y diputados nacionales- se desdoblan de las provinciales -cargos de gobernador, vicegobernador, intendentes, diputados proporcionales, diputados departamentales y concejales-, entonces el sanjuanino debería ir a votar 4 veces en un mismo año electoral.

Cada una de esas dos instancias será regulada por su correspondiente ley, que incorpora el mecanismo de primarias, en el marco de la llamada "reforma política". El proyecto de esta norma nacional se está apurando en el Congreso para que salga este año. El provincial lo presentó a mediados de este año Tomas, pero está intacto en comisión hasta ver cómo se define lo nacional. En San Juan la idea es sacar una ley propia y, en ciertos puntos, hacer la adhesión directa a la norma K.

De todos modos, en la última reunión partidaria nacional -el miércoles último, cuando le rechazaron la renuncia a Néstor Kirchner como presidente del PJ-, se habló del tema con todas las provincias. Y se ahondó en algunos de los puntos cruciales que están en juego (Ver aparte).

El kirchnerismo postergó esta semana el tratamiento en la Cámara de Diputados de la Nación del proyecto hasta estar seguro de tener todos los votos. El próximo martes espera emitir despacho de comisión y un día después, darle media sanción en el recinto para que pase al Senado.

Todo depende del consenso que logre. Para ganar la adhesión de algunas fuerzas de oposición, al oficialismo no le quedó otra que aceptar cambios en la redacción original de la iniciativa: la cantidad de afiliados que debe tener un partido para ser reconocido como tal pasó de 5 mil a 4 mil y se redujo del 3 al 2 por ciento del total de votantes en la interna, el requisito mínimo para ser candidato en la elección nacional.

Comentá la nota