Las internas del Ejecutivo asfixian las soluciones

Guilermo Moreno está tratando de recuperar el tiempo pérdido en Mahle. Es que, dentro del Gobierno, se abrió un pase de facturas por una situación que no termina de resolverse. Tal como señaló Clarín en su edición del 18 de agosto, en Producción aseguran que Giorgi llegó a arrimar dos inversores privados (Ramiro Vasena y Norberto Taranto) para hacerse cargo de la empresa, pero que no contaron con el apoyo financiero del Banco Nación. Allí apuntaron sus cañones contra Moreno, por el supuesto interés del secretario de Comercio Interior por armar en Mahle un esquema similar al de Massuh.
La planta de Mahle está inactiva. Fuentes cercanas a Taranto, uno de los pocos empresarios que había hecho una oferta ni bien se desató el conflicto (y cuya propuesta fue finalmente descartada) aseguran que el empresario de Avellaneda perdió todo interés. Por el lado de Vasena, sucedería lo mismo. En cambio, Jorge Basualdo, de Aros Kim, seguiría en carrera. El ejecutivo hizo declaraciones radiales con muchos elogios a la política económica del Gobierno.

Comentá la nota