Internaron a Sandra Mendoza

Se descompensó mientras declaraba sobre las lesiones que sufrió durante la represión policial en la plaza frente a la Gobernación.
La diputada electa y esposa del gobernador de Chaco Jorge Capitanich, Sandra Mendoza, sufrió una descompensación ayer y debió ser trasladada en ambulancia al Hospital Perrando, donde permanece en observación.

Mendoza, a quien Capitanich le pidió el divorcio la semana pasada, después de echarla del Gobierno y de la residencia oficial, estaba presentando en la Fiscalía una denuncia contra la gestión de su ex pareja, padre de sus dos hijas, cuando se descompensó.

La diputada electa había denunciado ayer abuso de autoridad de parte de un subcomisario que le impidió ingresar a la Casa de Gobierno el pasado jueves y hoy se aprestada a presentar otra denuncia por las lesiones sufridas durante la represión a movimientos sociales que acampaban en la plaza 25 de mayo.

Hace algunos meses, Mendoza, que es diabética, había sufrido desmayos a raíz de un shock hipoglucémico tras discutir con Capitanich en torno a su posible cantidatura. En esa oportunidad, destruyó una pared de la Casa de Gobierno con una camioneta oficial.

Comentá la nota