Internaron al presidente de Israel, Shimon Peres

El presidente israelí, Shimon Peres, fue víctima de una malestar el sábado por la noche mientras daba una conferencia en Tel Aviv, informaron fuentes médicas.
El presidente israelí, de 86 años, se desvaneció durante una conferencia dedicada a la "nueva generación de dirigentes israelíes", pero recuperó de inmediato el conocimiento.

Fue trasladado al hospital Tel Hashomer, cerca de Tel Aviv, para ser examinado, según constató un fotógrafo de AFP. Fue puesto en observación en el departamento de cardiología.

Shimon Peres es uno de los últimos padres fundadores de Israel, presente en la escena política desde hace más de medio siglo.

Aunque su nuevo cargo es básicamente protocolario, juega un papel importante desde hace

varios meses como representante del gobierno de derechas de Benjamin Netanyahu, haciendo uso de su buena imagen internacional.

Figura histórica del partido laborista, abandonó su formación centrista Kadima tras haber ejercido prácticamente todas las funciones ministeriales durante su impresionante carrera política: dos veces jefe de Gobierno, canciller, ministro de Defensa, de Finanzas, de la Información, de Transportes, de la Integración.

Encasillado entre los "halcones" laboristas, Peres avaló, mientras era ministro de Defensa en los años 70, las primeras colonias judías en la Cisjordania ocupada.

Más tarde, adquirió una buena reputación por su papel de motos de los acuerdos de paz de Oslo con el líder palestino Yasser Arafat en 1993.

A modo de reconocimiento, Shimon Peres, profeta de un "nuevo Oriente Próximo" destinado a convertirse en remanso de paz y prosperidad, obtuvo en 1994 el premio Nobel de la Paz, que compartió con Isaac Rabin y Yasser Arafat.

Comentá la nota