Interna virtual: Solá y De Narváez llevan a la Web su pelea bonaerense

En su apuesta por liderar la lista de diputados del PJ disidente, ambos le apuntan a Internet.
Hace rato que las nuevas tecnologías, y sobre todo Internet, vienen transformando las campañas políticas en el primer mundo. De a poco, también en este rincón del planeta comienzan a tallar fuerte.

Quizá no haya muestra más elocuente del cambio de época que la incorporación de la apuesta tech al menú del rudo y folclórico peronismo bonaerense. Francisco de Narváez y Felipe Solá -abanderados anti K que pretenden encabezar la lista del PJ disidente en 2009- creen que para ganar en la Provincia ya no alcanza con los tradicionales bondis y huevos. También hace falta mouse y Web.

De Narváez, uno de los pioneros en la apuesta digital por estos lares, volvió fascinado de Estados Unidos con la campaña de Barack Obama que capturó a millones de votantes jóvenes a través de la Web. A su regreso, decidió acelerar una batería de desarrollos tecnológicos. Rediseñó con estética bloguera su página (franciscodenarvaez.com.ar), donde escribe un post diario y mantiene sesiones de chat con los visitantes. Incorporó recursos de la llamada Web 2.0 como sus fotos en Flickr o sus videos en YouTube y sumó más de 1.800 amigos a su perfil en Facebook.

Mientras los jóvenes denarvaistas crearon su propia página, Unidosenlaweb.com, el diputado lanzó este mes su gran apuesta digital: el mapa de la inseguridad online, para que cada vecino reporte los delitos de los que fue víctima o testigo.

En el entorno de Solá llovieron las críticas. "¡Es una locura y peligrosísimo porque pretende reemplazar al Estado en un tema que no es chiste. La gente tiene que denunciar los delitos al 911 no a De Narváez", disparan operadores de la campaña Felipe 2009.

Solá arranca desde atrás. No sólo porque su decisión de competir en las legislativas 2009 es mucho más reciente sino porque hasta ahora no tuvo presencia significativa en Internet. Pero se prepara para dar el gran salto. Su equipo trabaja en un diario electrónico que se lanzaría en marzo. Allí Felipe escribirá sus opiniones pero también habrá columnas de los especialistas que lo acompañan: Jorge Sarghini, Martín Lousteau y Gerardo Otero (Economía); Roberto Mouillerón (Trabajo); Raúl Rivara (Agro); Ismael Passaglia (Salud); Martha Arriola (Minoridad), entre otros.

La dirección en internet no sería el nombre propio del diputado, sino un concepto que describa el espíritu que busca darle a su campaña. "El diálogo" es una de las opciones. "Queremos mostrar que acá hay un equipo liderado por Felipe", disparan los felipistas, en un tiro por elevación a De Narváez, al que acusan de trabajar en un proyecto personal que se agota en su figura.

Pero no todo es Internet. De Narvaez continúa sus recorridas por los pueblos que complementa con una intensa campaña en los diarios y radios locales. Y ya tiene habilitado un número abreviado de celular -de los que comienzan con asterisco- para lanzar encuestas y contactarse con sus seguidores. "Será la manera de llegar a los más pobres. Muchos no tienen acceso a Internet, pero hoy todos tienen celular", explican en su campamento.

Solá planea recorrer la costa en enero y el interior de la Provincia en febrero. Mientras tanto, su gente ya empezó a pintar paredes en algunos municipios del conurbano con la leyenda "Felipe Solá conducción" para probar colores. Gustaba el negro y amarillo, pero se descartó porque lo usa el PRO. Ahora escala posiciones el violeta y la combinación rojo-azul. El que gane también brillará en la Web felipista al final del verano.

Comentá la nota