La interna también se construye desde el Concejo

Las últimas sesiones transitan sin expedientes importantes y dejan huellas del próximo año legislativo. Se vislumbran movimientos que conformarán un nuevo mapa político hacia 2009. Nuevos aliados para el oficialismo y también nuevos frentes de tormenta
La sesión de ayer del Concejo Deliberante transcurrió sin temas importantes pero la novedad fueron los movimientos de bancada que, al ritmo de la rosca por la interna del PJ, comenzaron a conformar un nuevo escenario legislativo para el próximo año.

Léase estos movimientos de manera literal. Ayer, la disposición de los concejales no fue la habitual: Juan Lotumolo ocupó la banca que dejó Roberto “Pocho” Prandini. Si bien Lotumolo fue en cuarto lugar en la alakista para las elecciones del año pasado, ahora estaría definiendo su espacio como un bloque unipersonal que acompañaría al oficialismo. Por lo pronto, el secretario general del Suteryh ya fue ubicado junto a los ediles aliados (Oscar Vaudagna, Enrique Caparelli y Fernanda Caffaro).

Otro de los enroques tuvo como

protagonistas al castagnetista Carlos Melzi. Cuando restan horas para que se defina una posible lista de unidad dentro del PJ de la ciudad, Melzi parece mostrarse cada vez más cerca del bruerismo.

Ayer, no sólo se lo vio conversar y reír con la mayoría del bloque oficialista, sino que su banca fue reubicada muy cerca de las filas que responden al

intendente.

Todo dentro de la interna

Todos estos movimientos se cocinan en la misma olla que la interna para la normalización del partido. Si bien no hay anuncios oficiales, cada día hay más señales de unidad entre Carlos Castagneto y el bruerismo.

Una reunión llevada a cabo en Capital Federal entre Pablo Bruera, su hermano Gabriel, Castagneto y Guido Carlotto habría sido el inicio de la

unidad.

Entre las cartas a favor que muestran los Bruera figura el apoyo de varios sectores hacia el intendente para la presidencia del partido, un cargo que nadie discute. Castagneto, por su parte, ofrece el acercamiento de su concejal al bloque oficialista, un bloque que tuvo a lo largo del año inconvenientes internos.

Diferencias internas

Esta nueva conformación dará al bruerismo la posibilidad de autonomía el próximo año pero abrirá nuevos frentes de tormenta. En las últimas sesiones, algunos concejales considerados aliados discutieron fuerte con oficialistas en labor legislativa, la reunión que antes de cada sesión lleva adelante el presidente del Concejo, Javier Pacharotti junto a los presidentes de cada bloque.

Ayer, el tema en cuestión fue el punto 9 del orden del día, un expediente de la comisión de Planeamiento que pedía desafectar del dominio público municipal a un terreno de City Bell para hacer una plaza.

Según trascendió, el despacho tenía errores jurídicos en su confección. Mientras el texto pedía que el terreno sea desafectado del dominio público

y pase al dominio privado, desde la Presidencia del cuerpo consideraron que aunque se cambie la finalidad, debía seguir siendo un dominio público. Esto generó algunas diferencias entre Pacharotti y Vaudagna porque no es el primer despacho de esa comisión que se rechaza.

Comentá la nota