Por la interna radical, el FCS perdió la conducción de Diputados

El diputado Luis Barrionuevo (MIRA) se convirtió en Presidente de la Cámara baja con el apoyo del interbloque peronista.
Por un acuerdo del jalilismo con el interbloque peronista, el diputado Luis Barrionuevo se convirtió ayer en presidente de la Cámara de Diputados en una sesión que terminó en escándalo, porque de manera inesperada el FCS perdió, una vez más, la conducción de la Cámara baja. El diputado Marcelo Rivera (PJ) asumió la vicepresidencia del cuerpo. Esta vez el fracaso en la elección fue por la interna radical.

El FCS llegó a la sesión preparatoria con la propuesta de nominar a la diputada Marita Colombo para ocupar la presidencia de la Cámara baja. El renovador Juan Pablo Millán continuaría en la vicepresidencia. Sin embargo, los dos diputados que responden al intendente de Valle Viejo, Luis Barrionuevo y Alfredo Gómez, ya habían anticipado su disconformidad con la propuesta al asegurar que se trataba de un acuerdo entre la línea Celeste y Renovadora del que habían sido excluidos y no habían sido convocados para el diálogo.

El FCS confiaba en que tendría los votos suficientes por el apoyo de Renato Gigantino (Ateneo del Parque) y algunas ruedas de auxilio que vendrían desde el propio peronismo. El oficialismo nunca creyó en la posibilidad de un acuerdo político mayor entre el sector de Gustavo Jalile con la oposición que terminara arrebatándoles la conducción de la Cámara baja.

Votación

Luego de la toma de juramento de los diputados electos en marzo, llegó el momento de elegir a las autoridades del cuerpo. El FCS intentó postergar la elección hasta mayo pero la oposición no lo permitió. El primero en proponer fue Alfredo Gómez, que nominó a su par Luis Barrionuevo.

De inmediato el presidente de bloque del FCS, Juan Pablo Millán, salió al cruce de la propuesta y nominó a Marita Colombo por su trayectoria intachable y por haber sido columna vertebral en la construcción del FCS. Desde el interbloque, el diputado Fidel Sáenz dejó en libertad de acción al bloque entre las dos propuestas del oficialismo. El interbloque, más el voto de Alfredo Gómez y la autonomización de Luis Barrionuevo permitió el triunfo del médico. En cambio, Colombo decidió abstenerse y justificó la decisión de no votar por ella misma. La votación final arrojó 21 votos para Luis Barrionuevo, una abstención y 19 adhesiones para Colombo.

A partir de ese momento se generó el escándalo. Barrionuevo juró como presidente de la Cámara baja en medio de un escenario hostil, ya que los militantes radicales le gritaban: "¡Asesino!" por los casos de de denuncis de mala praxis en su profesión. Cuando ocupó el sitial del presidente recibió duros mensajes por parte de los diputados del radicalismo José Sosa, Juan Pablo Millán y Silvina Tello.

Ante el caos que se había generado en el recinto, el oficialismo tomó la decisión de retirarse de la sesión y no participar en la elección del vicepresidente de la Cámara baja. El interbloque, que no tenía un nombre consensuado para ocupar ese espacio, pasó a un cuarto intermedio. En plena siesta catamarqueña, la oposición nominó al ex presidente de la Cámara baja Marcelo Rivera con el apoyo de los dos legisladores del MIRA, quienes argumentaron a favor del "respeto a las minorías".

La polémica no terminó en la sesión porque los dirigentes del radicalismo se atrincheraron en el primer piso de la Cámara baja para impedirle a Barrionuevo que ocupe el despacho de Presidencia.

Comentá la nota