La interna peronista divide al interbloque.

Las comisiones permanentes no pudieron integrarse porque no hubo acuerdo para su conformación. Algunos sectores reclaman tener mayor representatividad y cambios en la conducción.
La primera sesión ordinaria de la Cámara de Diputados puso en evidencia la interna que existe puertas adentro del peronismo y que pone en riesgo la continuidad del interbloque. La sesión no logró avanzar en la integración de las comisiones permanentes porque los distintos bloques piden cambios en la conformación y en la conducción de éstas. Se acordó suspender la conformación hasta el miércoles 20 de mayo. Hasta esa fecha las comisiones continuarán funcionando con la misma estructura del año pasado.

Para ayer estaba prevista la integración de las comisiones permanentes de la Cámara de Diputados; la integración del Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados y la elección de los integrantes del Consejo de la Magistratura. También la conformación de otras especiales tales como la Comisión de Reconocimiento a la Trayectoria y Mérito Artístico; Consejo Asesor para el Programa de Asistencia a las Empresas en Situación de Crisis; Comisión de Estudio y Soluciones contra la Violencia Doméstica y la del Bicentenario de la Revolución de Mayo de 2010.

Sin embargo ninguna logró integrarse. Los trascendidos indican que por la división del interbloque hay sectores que reclaman tener mayor representatividad en el interior de cada comisión porque ya no se acepta el esquema que se acordó el año pasado. Los dardos responsabilizan del quiebre al bloque de Unidad y Lealtad Justicialista.

La pelea interna del interbloque tiene como telón de fondo la crisis en la que quedó el peronismo tras la derrota del 8 de marzo. A ello se suma la imposibilidad de sellar la unidad para la próxima elección legislativa del 28 de junio.

Aunque el diputado Jorge Moreno (Renovación Peronista) insistió en declarar que el peronismo está unido para conservar un bastión que les permite el ejercicio de la oposición, lo cierto es que existe una profunda crisis en la relación intersectorial.

Así lo expresó el diputado Gustavo Saadi al señalar que "hace ya tiempo que el interbloque ya no funciona como tal. Lo que noto es una desintegración del interbloque", aseveró. "El año pasado no hubo mucho espíritu de cuerpo".

Saadi dijo que el sector tampoco está de acuerdo con algunas decisiones que tomó la conducción de la Cámara de Diputados. Mencionó que se pidió informes de la situación financiera porque en la actualidad no hay fondos para el pago de becas y subsidios. "Queremos ver los números y además tomamos conocimiento de que se están haciendo algunos nombramientos, aunque el Presidente lo negó", comentó.

Barrionuevo

Por otra parte, la Comisión de Asuntos Constitucionales, Judiciales y de Juicio Político recibió ayer una nota que envió el diputado del MIRA, Luis Barrionuevo, quien suma cuatro pedidos de desafuero. Consultado por este medio, el legislador dijo que se trata de una defensa escrita que también envió a la Justicia por los casos en los que fue denunciado por mala praxis. También ingresó el pedido de familiares que solicitan a la Legislatura que se apruebe el desafuero.

Comentá la nota