La interna del kirchnerismo golpea a un empresario K en Santa Cruz

Lázaro Báez no puede pagar dos de las estancias que compró en 2008.
El empresario Lázaro Báez, titular de Austral Construcciones y uno de los hombres de negocios más cercanos a Néstor Kirchner, no puede terminar de pagar dos de las 12 estancias adquiridas a lo largo del año pasado. Así lo aseguró a este diario la titular del ARI-Coalición Cívica de Santa Cruz, Mariana Zuvic, autora del informe que consignó la compra en simultáneo de los establecimientos rurales.

"Hay dos estancias que Báez no puede terminar de pagar. Tiene pagarés vencidos desde marzo y ni siquiera abonó una parte de esos documentos, como le solicitaron los dueños de los dos establecimientos. En uno tiene pagado un 20% del precio acordado y, en el otro, un 40 por ciento", agregó la dirigente provincial.

Clarín intentó comunicarse, sin éxito, con el empresario así como con su representante legal, Roberto Valdivia, para confirmar o desmentir los dichos de la dirigente arista.

El informe que Zuvic elaboró a fines de 2008 consigna la compra de diez estancias sobre la margen derecha del Río Santa Cruz, concretadas todas en los últimos seis meses de ese año. La compra habría sido a nombre de Austral Agro, una subsidiaria de Austral Construcciones.

En algunos casos, el empresario habría abonado precios por encima del valor que pedían las inmobiliarias, como en el caso de la estancia El Campamento (18.000 hectáreas) o La Entrerriana (25.000 hectáreas).

Báez (a quien la titular de Coalición Cívica, Elisa Carrió, mencionó en más de una ocasión como "un testaferro de Kirchner") controla un verdadero emporio en Santa Cruz (ver Principales empresas). Sin embargo, en los últimos meses su empresa insignia, Austral Construcciones, registró retrasos en el cobro de los certificados de obra pública contratada desde la Nación. Ahora se le habrían sumado los retrasos en el pago de la obra pública provincial, que maneja el gobernador Daniel Peralta, fuertemente enfrentado con Kirchner y con los accionistas locales de YPF, el grupo Eskenazi, que quedó en evidencia con el paro petrolero que finalizó la semana pasada.

Consultados por Clarín, voceros del gobernador confirmaron que la provincia está con problemas de caja y que tanto Peralta como su ministro de Economía, Diego Robles, aseguraron que la prioridad será pagar los salarios de la administración pública y las jubilaciones. Pero negaron que haya una situación en particular contra Báez como represalia contra Kirchner. "Si hay un inconveniente es con todos los contratistas y no con uno en particular, y menos por razones políticas", aseguraron.

Las estancias tienen una característica en común, y es que parte de sus extensos territorios quedarían afectados por las inundaciones que generarían la construcción de las futuras represas hidroeléctricas Cóndor Cliff, La Barrancosa y La Leona dentro de la zona. De modo que el dueño de todas estas tierras pasaría a ser además acreedor de una indemnización por parte del Estado.

Comentá la nota