Interna en el PJ por el futuro manejo de la Legislatura

Aunque el oficialismo provincial salió tercero en la elección del domingo último y sólo obtuvo dos bancas de la próxima conformación de la Cámara de Diputados de la Nación, el resultado ya desató una suerte de carrera interna en el PJ por el control político de la Legislatura provincial.
Es que el actual presidente provisorio de la Unicameral, Francisco Fortuna, asumirá en diciembre como diputado nacional del PJ cordobés, y su partida dejará vacante el importante cargo que ostenta. La Presidencia provisoria del Poder Legislativo recae, por lo general, en un legislador de confianza del gobernador, lo que le asegura, en parte, el manejo político y administrativo del cuerpo en caso de que el vicegobernador no pueda hacerlo o tenga aspiraciones desvinculadas de las del Ejecutivo.

Además, el presidente provisorio está en tercer lugar en la línea sucesoria del poder provincial, y queda a cargo del Ejecutivo cada vez que se ausentan del territorio cordobés el gobernador y el vice.

Fortuna lleva tres gestiones cumpliendo esta función y hay varios que quieren sucederlo. Pero, como ocurre en toda carrera, tampoco en esta se trata sólo de querer, sino, también, de poder. En este caso sólo podrá llegar el que cuente con el apoyo o con la orden de Juan Schiaretti.

El sucesor natural no. El miércoles 2 de diciembre próximo, cuando sesione la Unicameral para aceptar la renuncia del legislador Fortuna, la Presidencia provisoria quedará a cargo de Domingo Carbonetti, sucesor natural por ser el actual vicepresidente primero de la Cámara. Funcionarios provinciales ya anticiparon que Schiaretti no quiere a Carbonetti en el manejo de la Unicameral, aunque ambos se lleven bien. "La imagen del ‘Mingui’ –confió un allegado al gobernador– no da para que quede en la línea sucesoria".

El dato ya llegó hace bastante tiempo a los despachos de la Legislatura y, en particular, a los de algunos parlamentarios que tienen aspiraciones. Aunque no lo reconozcan públicamente, se trata del actual presidente del bloque oficialista, Daniel Passerini; del titular de la Comisión de Hacienda, Dante Heredia; y del presidente de la Comisión de Legislación General, Sergio Busso. Pero como Schiaretti no confía plenamente en estos tres dirigentes que ocuparon ministerios y agencias durante la gestión de José Manuel de la Sota, estaría analizando la posibilidad de "bajar" a la Legislatura a Juan Carlos Massei, actual ministro de Desarrollo Social, o al ministro de Agricultura Carlos Gutiérrez, que son legisladores en uso de licencia y tienen experiencia parlamentaria. La decisión, confió un legislador, se mantendrá en secreto hasta noviembre.

Comentá la nota