La interna eyectó a Rossi y una cámara oculta complica al sucesor

La salida del intentente de Lomas de Zamora Jorge Rossi dejó al descubierto una fuerte disputa por el poder en lo que supo ser el mayor bastión duhaldista. Ya en las elecciones de 2007, Rossi obtuvo una ajustada victoria al ganar con el 17,78% de los sufragios.
Sin embargo, fueron los últimos comicios los que comenzaron a debilitar su gestión. Con seis listas peronistas presentadas, el ex intendente vio diluirse su gobierno en manos de Unión Pro y del propio oficialismo encarnado en el interventor del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto, beneficiado con una lista del oficialismo.

"Por ahora no tiene presencia en el distrito, no lo camina, pero es uno a los que más plata de Nación le están bajando", explicó a este medio un dirigente lomense sobre el poder distrtital de Mariotto.

El último fin de semana, PERFIL relató que Rossi había recibido sólamente el 20 por ciento de unos dos mil planes empleo que distribuyó el gobierno, mientras que el dirigente Fernando "Chino" Navarro se quedó con el 30 por ciento y el 50 por ciento restante quedó en manos de Mariotto, quien no descarta postularse a la intendencia.

Pese a que Rossi adujo razones personales para renunciar, en el distrito lo atribuyen a varios motivos: la nueva composición del Concejo a partir del 10 de diciembre que beneficia al peronimo disidente encabezado por Osvaldo Mércuri, la intimación de la Justicia por el incumplimiento de una serie de medidas en la causa por la limpieza de la cuenca Matanza Riachuelo (ver recuadro), y el crecimiento de Mariotto en el distrito con apoyo del gobierno nacional.

Mal comienzo. En las elecciones 2007, Rossi pensó en Martín Insaurralde como primer candidato a concejal, lo que lo llevó a ocupar la intendencia. En 2008, como secretario de Gobierno, Insaurralde se vio involucrado en una cámara oculta de América Noticias por un pedido de coimas. La investigación se basó en el pedido de un supuesto gestor que quería abrir un supermercado chino.

De acuerdo con la investigación, el trámite para la habilitación terminaba en manos de la ex subsecretaria de Medio Ambiente Mariel Sánchez. En la cámara oculta, la funcionaria explicaba que trabajaba con Insaurralde, y que con la firma de él y la del intendente se podrían obtener las habilitaciones. Sánchez es quien ante la cámara pedía el dinero y fijaba el precio.

Del informe se desprendía que este dinero era para financiar el proyecto político de Insaurralde, con aspiraciones de ser intendente. Como consecuencia de las imágenes, la oposición en el Concejo requirió que Rossi separara de sus cargos no sólo a Sánchez, sino que también apuntaron sobre Insaurralde. Sin embargo, por contar con mayoría, Insaurralde salió indemne.

Comentá la nota