La interna electoral se filtra en la crisis por Vaca Muerta

La interna electoral se filtra en la crisis por Vaca Muerta

El MPN se une contra el Gobierno, que defiende el cambio en el reparto de subsidios que jaquea la cuenca. El kirchnerismo apunta a Cambiemos y al gobierno provincial. Qué dicen las empresas.

El anuncio del cambio de las reglas de juego en Vaca Muerta, que desató un enfrentamiento entre el CEO de Techint, Paolo Rocca, y el Gobierno por la quita de subsidios, provocó un cruce entre los candidatos a la gobernación de Neuquén. Mientras el sindicato petrolero que conduce el senador nacional Guillermo Pereyra anuncia tiempos conflictivos, el oficialismo nacional defiende la decisión de la Casa Rosada y el kirchnerismo acusa al Movimiento Popular Neuquino (MPN) de poner en riesgo la joya de la provincia.

El raleo a los estímulos en la producción de gas abrió una pelea judicial entre Techint, con su pata petrolera en Tecpetrol, y el Gobierno. Como describió Letra P, un equipo de abogados diseña una presentación que tendrá la descripción pormenorizada del impacto en la producción que tiene en base en la región de Fortín de Piedra, en Añelo. Como adelanto, la firma de Rocca prepara la baja de tres equipos y la suspensión de 300 trabajadores.

“Nosotros firmamos un blindaje para que no haya conflictos en la zona y consideramos que no puede haber provocaciones hacia los trabajadores en este proyecto que es Vaca Muerta y que está en boca de todo el mundo", advirtió Pereyra cuando reunió a miles de afiliados en las puertas de Añelo.

 Mientras Rocca cierra una contraofensiva legal, que podría desatar una pelea de límites imprevistos con el presidente Mauricio Macri, en la política doméstica -en plena campaña-, surgieron los cruces esperables: Horacio “Pechi” Quiroga, el elegido por Marcos Peña, apuntó al MPN y al kirchnerismo. Ramón Rioseco, el candidato de Unidad Ciudadana, eligió pegarle al gobernador Omar Gutiérrez, que tiene licencia por la campaña y se limitó a enviarle una carta al secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

Las asambleas en Añelo generaron una reacción típica de las empresas. Fuentes consultadas por este medio ligaron a la jugada del senador patagónico a la coyuntura electoral; Pereyra, que representa al MPN en el Senado, fue clave en la interna partidaria del año que pasó y definió la pelea entre el gobernador y su vice, Rolando Figueroa, que hoy está al frente del ejecutivo provincial. “Sólo buscamos defender los puestos de trabajo”, advirtió el conductor del poderoso Sindicato de Petróleo y Gas privado que contiene a lo petroleros de Neuquén, Río Negro y La Pampa.

El candidato K para la provincia, Rioseco, se despachó contra el oficialismo provincial. Castigó a Pereyra con el que tuvo un duro cruce hace unos días, y culpó a la relación entre Gutiérrez y Macri por el golpe a la estructura productiva en a región. “Pereyra y Gutiérrez están actuando para la tribuna, porque saben que estos despidos están en puerta, porque mandar a sus casas a 300 trabajadores en modo stand by son despidos encubiertos”, dijo el ex intendente de Cutral Co.

Por Cambiemos, la reacción fue la esperable. Quiroga pidió “poner las cosas en la medida que corresponde” y citó a los mandatos de Cristina Fernández de Kirchner donde se “sacaba el gas” a 1 dólar y “nunca los vi quejarse por nada”. También rechazó la idea de cambios en las reglas de juego. “Eso no existe”, se quejó y le pegó a Gutiérrez: “No está enfrentado con el gobierno nacional, porque no hace lo mismo cuando tiene que pedir para pagar sueldos”.

Coment� la nota