Interna del PJ cordobés se traslada a La Plata

La Mesa Chica del peronismo nacional rechazará la renuncia de Néstor Kirchner a la presidencia del partido.
La interna del Partido Justicialista cordobés se trasladará hoy a la provincia de Buenos Aires, donde la Mesa Ejecutiva rechazará la renuncia presentada por Néstor Kirchner a la conducción del peronismo nacional, con la presencia de Eduardo Accastello quien votará para la continuidad del ex presidente, y la ausencia estratégica del "schiarettista" Carlos Caserio.

Accastello, el intendente de Villa María, es uno de los dos integrantes que Córdoba tiene en la Mesa Chica, y adelantó su pedido de solicitar la continuidad de Kirchner al frente del justicialismo a nivel nacional, moción que se hizo extensiva a través de intendentes, legisladores y concejales del Frente para la Victoria en Córdoba.

En la vereda opuesta de la interna cordobesa del justicialismo, Caserio deberá interpretar el libreto dejado por el gobernador Juan Schiaretti antes de partir de gira a Malasia, de mantener "relaciones institucionales" aceitadas con los Kirchner, pero haciendo la salvedad que más allá de considerar al kirchnerismo una parte del peronismo, no se siente identificado por este sector.

Al igual que la lluvia que no llega a Córdoba, obligando a todos sus habitantes a levantar todos los días la cabeza al cielo suplicando la llegada del agua que traiga alivio a cultivos, animales y seres humanos, los funcionarios de la Casa de las Tejas miran en dirección a Buenos Aires y dependen que la canilla nacional se abra para que las resecas arcas provinciales puedan conseguir el "líquido" que les permita llegar sin sobresaltos a fin de mes.

De allí que resultaría difícil a Caserio acudir a una reunión del Consejo Nacional del PJ a navegar contra la corriente y votar en contra, ya que mayoritariamente, salvo la renuncia en este sentido de Mario Das Neves, está definidio que el ex presidente de la Nación continuará al frente del Partido Justicialista Nacional.

Tampoco el gobierno provincial quiere aparecer como obsecuente del kirchnerismo al votar a favor una decisión en este sentido. "Una cosa es que le votemos leyes como la de los ADN en el Congreso, y otra es que vayamos a la residencia de Daniel Scioli en Buenos Aires a levantar la mano para que Kirchner continúe al frente del peronismo nacional", confió en voz baja un funcionario de la Casa de las Tejas. La reunión fue convocada en la residencia de Daniel Scioli, en La Plata.

Comentá la nota