Interna Carrió-Stolbizer: el cobismo arremete con todo contra "Lilita"

Interna Carrió-Stolbizer: el cobismo arremete con todo contra "Lilita"
Cómo viven en el Acuerdo Cívico y Social el conflicto entre las dos dirigentes. La prudencia de la UCR y el socialismo. Los argumentos de cada uno. La pelea de fondo.
La interna entre Elisa Carrió y Margarita Stolbizer amenaza con terminar para siempre con la Coalición Cívica y pone en jaque también el futuro del Acuerdo Cívico y Social, conformado por la Coalición Cívica, el radicalismo, el socialismo y el cobismo. 'Lilita' llegó al país y arremetió contra el Gobierno: "Hay que dejar de jugar a las visitas y defender a la sociedad", lanzó en su arribo procedente de Disney.

Esta situación no pasa desapercibida para los aliados del frente opositor, que temen perder todo el apoyo cosechado el 28 de junio. Los más políticamente correctos, prometen hacer lo posible para salvar el acuerdo; los menos conciliadores, sostienen que este desenlace era inevitable.

El cobismo. "Nos nos ha sorprendido teniendo en cuenta el perfil de Carrió", disparó en diálogo con Perfil.com el intendente de Junín, Mario Meoni, máximo operador del cobismo en la provincia de Buenos Aires. "Es muy difícil tener construcción basada en el diálogo con ella, siempre ha habido inconvenientes", agregó, sin ocultar sus diferencias con la chaqueña y acusó al ARI bonaerense de no querer diálogo.

" Carrió tiene una visión en la que es imposible que otro sea candidato", soltó en referencia a la interna de presidenciables dentro del Acuerdo, que pelean 'Lilita', Cobos y Hermes Binner. En torno a su pronóstico sobre el Acuerdo, dijo que le ve "poco futuro" y culpó a Carrió, por "no querer enfrentarse en internas". El cobista, que calificó a Margarita Stolbizer como una mujer "inteligente y que siempre ha tenido voz propia", sentenció que " la visión de fondo de Carrió es que si no se construye alrededor suyo, no se construye nada".

Las diferencias entre Cobos y Carrió no son nuevas. En privado, Carrió llama a Cobos "El Otro", diferenciándolo de ella y Binner, a su entender los presidenciables. En su despacho del Senado, Cobos es siempre mesurado hasta que llega al tema 'Lilita'. La ve como una política inestable. "En un momento está todo bien y al otro grita 'estos son todos unos ladrones'", relata en esos encuentros. Todas esas diferencias se blanquearon cuando Carrió ejerció un "veto moral" contra el precandidato Daniel "Cachi" Gutierrez, intendente de Pergamino, por no cumplir con las condiciones éticas necesarias para representar al Acuerdo en las listas.

Precaución en la UCR. El diputado electo Ricardo Alfonsín fue uno de los que más acompañó a Carrió y Stolbizer durante la campaña bonaerense. Fiel a su estilo, prefirió no inmiscuirse en la interna de la Coalición. "Ricardo y muchos referentes están esperando que el problema se termine de arreglar en el seno donde se generó", contó a Perfil.com un allegado a 'Ricardito', quien adelantó que, de ser necesario, el dirigente de Chascomús colaborará para llegar a un arreglo.

Alfonsín mantiene una excelente relación tanto con Carrió, como con Margarita Stolbizer, y es por ello que prefiere no intervenir a menos que sea necesario. Sin embargo, según pudo saber este medio, el documento que elaboró la mesa directiva de la CC, instando a Stolbizer a "retractarse o dejar de ir a las próximas reuniones" no le habría caído muy bien a la bonaerense. "Está la voluntad y la capacidad de diálogo en ambas, esperemos que se resuelva", repite frente a sus íntimos.

Institucionalidad. El presidente del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, nunca se metió en las internas de otro partido y ésta no es la excepción, dicen desde su entorno. "No le gusta meterse en internas de otros partidos, pero además anoche, en la sesión, se quedó sin voz", explicó una colaboradora del santafesino.

La propuesta del senador es "institucionalizar" el Acuerdo Cívico y Social y, junto a Gerardo Morales, brega por conseguir que la CC se siente en la mesa para definir autoridades, reglamentes y lineamientos políticos de cara a 2011.

Comentá la nota