La interna bussista se metió en el núcleo familiar

La lucha política se metió en las entrañas de la familia del ex gobernador Antonio Domingo Bussi. La sanción de la Ley de Medios lograda por el oficialismo del Senado de la Nación con el apoyo del tucumano Carlos Salazar, motivó la reacción del veterano militar convaleciente a través de su hijo mayor José Luis Bussi, quien habló de corrupción y lo involucró a su propio hermano Ricardo Bussi en un presunto acuerdo con el gobernador José Alperovich, para cambiar la voluntad de Salazar a favor del matrimonio Kirchner. "No tengo pruebas, pero deshonró a mi padre y a los tucumanos", sentenció el legislador José Luis.
A la vez mostró una nota con la firma del ex mandatario tucumano, hoy con arresto domiciliario, donde delega su representación en el propio José Luis Bussi. "A raíz de circunstancias y hechos vergonzantes de público conocimiento, que pretendieron involucrarme en la operación política más denigrante de los últimos años, por razones ajenas a mi voluntad y sentimientos más íntimos, y a fin de evitar su repetición que pudieran vulnerar las restricciones impuestas por la Justicia que respetaré a rajatabla hasta las últimas consecuencias, hago público que mi hijo Luis José Bussi es, a partir de la fecha, mi representante en todos mis quehaceres provinciales y, particularmente, el comunicante con los millares de tucumanos que siguen creyendo en mis conductas políticas y militares", señala el comunicado.

Comentá la nota