Interna en Brasil por Argentina

El gobierno brasileño está divido frente a la posibilidad de adoptar represalias contra la Argentina por las medidas impuestas para frenar las importaciones de Brasil. Las restricciones, principalmente a textiles, calzado, electrodomésticos y muebles de ese país, hicieron que las exportaciones brasileñas al país cayeran 42% en el primer semestre.
La Cancillería y el asesor presidencial sobre asuntos internacionales, Marco Aurelio García, rechazan adoptar "licencias no automáticas" a los productos argentinos, donde se aplican esas medidas a las exportaciones brasileñas. El funcionario, junto con el secretario general de Relaciones Exteriores, Samuel Pinheiro Guimaraes, prefieren evitar "contaminar" las relaciones bilaterales, especialmente cuando la situación del Mercosur es delicada, consignó el diario O Estado de Sao Paulo.

En cambio, el secretario de Comercio Exterior y Desarrollo, Welber Barral, propuso denunciar a la Argentina ante la Organización Mundial de Comercio, por supuesto "proteccionismo".

Los industriales brasileños están molestos con las medidas restrictivas e incluso denunciaron haber tenido que sobornar a funcionarios argentinos para que abrevien el plazo de la concesión de licencias, agregó el diario, citado por ANSA.

Las marcha de las relaciones serán analizadas el 14 y 15 de este mes en una probable reunión de funcionarios de ambos países.

Comentá la nota