En el interior de los bancos también hay inseguridad

Un hombre al que le arrebataron $60.000 dentro del banco donde estaba realizando diferentes transacciones, contó a Ciudadano lo ocurrido y dijo que en el Credicoop de Gutiérrez actuaron con negligencia.
El viernes, José Luis Saldaña (36) fue asaltado dentro de un banco. El insólito caso ocurrió en Maipú, en la sucursal del Credicoop de la calle Maza, la misma entidad que el 11 de marzo sufrió otro asalto. Pero esta vez la situación fue aún más increíble: Saldaña retiró dinero de la sucursal del banco Credicoop de la calle San Martín de Godoy Cruz, y "le comentamos a la cajera que yo tenía cuenta en la misma entidad, pero de Maipú", dijo. Justamente, desde el Credicoop de Godoy Cruz se dirigió hacia el de Gutiérrez: "Iba rápido, mirando hacia todos lados y nadie me seguía". Después, ingresó a la sucursal, "ahí me relajé, jamás me imaginé que me iban a robar dentro del banco". Pero una situación casi improbable se convirtió en su realidad: "Me senté en un escritorio, puse el maletín con el dinero contra la puerta, trabado entre el escritorio y mi pierna, y con la mano derecha sobre él. Yo, en tanto, estaba llenando unos papeles con la otra mano". En ese momento, un delincuente de entre 20 y 25 años se acercaba a Saldaña. El sujeto le arrebató el maletín y salió corriendo. Los guardias y el policía del banco no estaban. "Yo perseguí al ladrón, pero me resbalé en la vereda, mientras él se subía a una moto que iba conducida por otro sujeto", siguió su relato. Sin embargo, Saldaña corrió detrás de los delincuentes varias cuadras, hasta que se subió a un móvil policial que pasaba por el lugar, "pero el auto no funcionaba, no tenía reacción". Una vecina les dio a los uniformados su vehículo para que salieran tras los delincuentes, mientras que testigos del hecho también corrían a los sujetos. Sin embargo, los ladrones se salieron con la suya, pues la moto se encontró en un lavadero de la calle Juan Giol, de Maipú, pero el dinero y los delincuentes no aparecieron. "Acá hubo 2 cosas: negligencia de la sucursal del Credicoop de Gutiérrez y una vendida del banco del que sacamos el dinero", opinó Saldaña. Además, el indignado cliente de la entidad bancaria dijo que no recibió ninguna respuesta por parte de las autoridades del banco: "ni un llamado".

Comentá la nota