En el interior, aún no aumentó la nafta.

En el interior, aún no aumentó la nafta.
En las estaciones de servicio se esperaba el informe del aumento en cualquier momento.
Hasta el cierre de esta edición, en el interior de la provincia no se habían registrado los aumentos de 5% que ya se vieron en las estaciones de servicio de la Capital provincial y en el resto del país.

Nuevo Diario mantuvo conversación con diferentes proveedores de localidades como Frías y Garza, quienes afirmaron que aún no habían recibido la información sobre el incremento del combustible.

En relación a esto, Ramón Rey, propietario de una estación de servicio de bandera blanca, en el departamento Sarmiento, destacó que se enteró sobre los nuevos precios a través de los medios. “Hasta el momento está todo normal y a nosotros no nos han informado nada”.

Por otro lado, en el departamento Copo, el encargado de una estación de servicio perteneciente a la firma YPF, explicó que ante cada nuevo aumento, el display de las máquinas expendedoras se actualiza automáticamente y luego les llega el informe. Sin embargo, en esta oportunidad, no se observó ninguna novedad. Asimismo, destacó que, al tener conocimiento ya de este aumento, no queda más que esperar a que en cualquier momento se produzca el cambio.

Es importante mencionar, que según lo expresado en los medios nacionales, el nuevo aumento se debe a la variación en la cotización del dólar, lo que influye directamente en el precio de los combustibles.

El porcentaje de variación ronda el 5% y según las declaraciones de algunos empresarios y propietarios, este cambio también será utilizado para afrontar el aumento de los sueldos del personal de recursos humanos de las estaciones de servicio.

Por otro lado, resulta importante destacar que en el interior de la provincia es muy común observar expendedoras de bandera blanca, es decir, estaciones de servicio que no venden nafta de ninguna marca en particular, sino que compran “a granel” según quien les provea el producto a mejor precio.

Finalmente, es importante mencionar que en ninguno de estos establecimientos notaron cambios en relación al flujo de la mercadería y que la llegada de combustible se mantiene normal, motivo por el cual no les preocupa un posible desabastecimiento que afecte el negocio.

Comentá la nota