Intereses: Boudou debe saldar mañana U$S 1.500 millones

No sólo las provincias están fiscalmente apretadas. El Gobierno nacional deberá afrontar mañana el pago de bonos con cupones atados al crecimiento del producto interno bruto (PIB).
Para eso necesitará 1.500 millones de dólares, uno de los vencimientos más pesados de los últimos tiempos y claves para que no se desbarate el plan canje que impulsa el ministro de Economía, Amado Boudou.

Esos cupones ligados a la evolución del PIB fueron ideados por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen, como un incentivo para convencer a los inversores con bonos en default para que entraran al canje de deuda realizado en 2005.

Este instrumento paga una renta especial por el crecimiento que se registra por arriba del 3,3 por ciento del PIB del año anterior.

El martes es la fecha de vencimiento de ese pago, y se estima que el Tesoro desembolsará unos 1.500 millones dólares.

En los dos últimos días de la semana pasada se vivió una "euforia" por esos cupones, cuyos precios subieron hasta casi un 13 por ciento en el caso de los bonos en dólares, debido a una fuerte ola compradora impulsada por el avance en el proceso del canje de deuda en default.

Según los analistas del mercado, los inversores que tienen cupones en su poder salieron a comprar más, en coincidencia con la publicación el jueves último en el Boletín Oficial del decreto que habilitó formalmente la operación del canje de deuda en default.

Obviamente, desde ese día resultó impensable que pudiera no cancelarse el cupón que vence mañana.

En cambio los analistas advierten que debido a que la economía en el 2009 no crecerá en la magnitud requerida, el próximo año no habría pagos de estos cupones.

De acuerdo con los plazos que se manejan en Economía, antes de fin de año se estaría presentando ante la Security Exchange Comission (SEC)–el equivalente a la Comisión de Valores, en ese país– los detalles de la oferta técnica para el canje, que se hará pública cuando se lance oficialmente; lo que se estima sucederá a mediados de enero. El ministro de Economía, Amado Boudou, reiteró el viernes que el Gobierno considerará como exitosa una adhesión del 60 por ciento de los acreedores.

Comentá la nota