Los interesados en obtenerlas deben dirigirse a la sede de la institución, Remedios Escalada de San Martín 385, los lunes y jueves, de 17 a 20, hasta el 15 de febrero. Para la inscripción se requerirá una solicitud manuscrita del alumno fundamentando la r

La empresa Sol inició desde Aeroparque el 1º de enero seis vuelos a Villa Gesell, y desde el 2 con destino a Necochea, con una frecuencia semanal de cinco días. En tanto, ya había abierto su oferta de servicio con Tandil. Junín estuvo en los planes, pero las gestiones no llegaron a buen puerto. Incluso, se puso en duda el normal funcionamiento del aeródromo local para vuelos; tanto es así que la aeroestación se quedó sin controladores de vuelo, por lo que prescindió de la operatividad nocturna.
En octubre se firmó el decreto 2194 que habilitó la presentación de ofertas de las empresas para volar en territorio bonaerense. La norma apuntó a garantizar un cupo de pasajes mínimos, que en caso de no ser comercializados, dan lugar al otorgamiento del subsidio durante 90 días renovable a otros 90. De esta manera, la Provincia garantiza un número de pasajes (20) a las empresas en la primera etapa de implementación de los vuelos, para lograr un mayor estímulo.

El aeródromo de Junín estaba categorizado como Aeroparque controlado, situación modificada a partir del 1 de noviembre, con el traslado de personal hacia otros destinos.

Hacia fines del año pasado, técnicos de la Dirección Provincial de Aeronavegación Oficial concurrieron al aeródromo donde realizaron un relevamiento de los problemas que se observaban esencialmente en la pista de aterrizaje.

Ello estuvo inscripto en el marco de un proyecto de factibilidad que tiene en vista la empresa bonaerense “Sol Líneas Aéreas” de incluir a Junín en un servicio de aeronavegación comercial con localidades del interior bonaerense, convenio que ya puso en marcha con Tandil y otras ciudades de la costa.

El director de Obras Públicas, ingeniero Gastón Blanc, sostuvo que para que quede en condiciones “a toda la pista hay que hacerle una repavimentación integral, porque tiene desprendimiento de material; aunque par aviones chicos estaría en condiciones. No así con aeronaves grandes porque hay que sacar previamente todas las piedras que están sobre la pista”.

De todas maneras, el funcionario destacó que “en definitiva está en manos de la Fuerza Aérea, que es la que controla el tema de los aterrizajes”. Dijo que “el intendente (Mario) Meoni viene realizando tratativas para que se hagan las obras de repavimentación lo antes posible, tema que cuando estuvo en Junín la última vez el gobernador Daniel Scioli se le entregó nuevamente la carpeta con detalles de que hacen a la necesidad de reparar la pista”.

El ingeniero Blanc explicó que “hasta ahí llega nuestra gestión; una obra de repavimentación que cuesta más de 4 millones de pesos es una decisión que está en manos de la Provincia”.

Comentá la nota