Interés del ministro Fernández por el proyecto de promoción

El titular de la cartera de Economía de la Nación vio con buenos ojos un proyecto presentado por el legislador en el Senado, y que apunta a otorgar beneficios impositivos a quien haga inversiones productivas de capital en las regiones más alejadas de los centros de consumo.
El senador César Gioja le dio ayer al ministro de Economía de la Nación, Carlos Fernández, precisiones acerca de su proyecto de ley de Régimen de Promoción Fiscal de Inversiones, que tiene presentado en la Cámara alta del Congreso.

Gioja fue convocado al despacho del ministro, “con el objetivo de que el legislador entregue detalles de la idea promocional de inversiones plasmada en la presentación que el senador ya le había hecho con anterioridad al ministro sobre los alcances de su proyecto de ley”, según se informó oficialmente.

De esa forma el proceso de interiorización de parte del Ejecutivo nacional se hace más fuerte y con ello se amplían las posibilidades de las provincias de conseguir algún tipo de beneficios.

La iniciativa del legislador sanjuanino está referida a la promoción de inversiones privadas a través de beneficios fiscales, “que promuevan la igualdad de oportunidades de inversión en ámbitos geográficos alejados a los centros de consumo, y que se refieran a procesos de industrialización de los recursos naturales de las provincias”, según los fundamentos del proyecto.

La iniciativa está en línea con el derrotero del gobierno nacional que en medio de la crisis financiera mundial busca desarrollar nuevas y variadas formas de promoción de inversiones de capital para evitar que los coletazos de la crisis salpiquen a los argentinos.

Por esto se considera el proyecto del senador sanjuanino como una de las opciones que se tiene en estos tiempos a la hora de incentivar la producción y el desarrollo económico del país.

La idea de Gioja fue bien recibida en el Gobierno “pues apunta a promocionar a todo el país propiciando las inversiones, que tendrían mayores beneficios si se instalan en zonas alejadas de los grandes centros de consumo, para que todas las regiones alcancen un plano de igualdad y sean competitivas”.

Al finalizar el encuentro, el ministro Fernández manifestó su interés en los alcances del proyecto de Gioja, y dispuso armar una comisión que estaría conformada por asesores de la cartera de Economía y del senador Gioja para avanzar en el análisis de la profundidad de la iniciativa.

La promoción industrial

La búsqueda de un crecimiento equilibrado y una mejor distribución geográfica de la riqueza y la producción nacional, llevaron al gobierno argentino a implementar políticas económicas tendientes a favorecer la radicación de industrias en determinadas regiones promovidas.

El primer antecedente del régimen de promoción industrial en Argentina nace en la década del ‘40 y se basaba en la protección arancelaria para sustituir importaciones. Desde entonces y hasta la actualidad, la promoción industrial ha formado parte de la política fiscal nacional orientada al desarrollo manufacturero en determinadas regiones del país, beneficiadas por el sistema.

Uno de los principales regímenes de promoción industrial en Argentina, está regulado por la ley 22.021 y el decreto 804/96, y se basa el diferimientos impositivos y exenciones para el pago al impuesto a las ganancias, bienes personales e IVA en todas las inversiones fabriles radicadas en La Rioja, Catamarca, San Luis y San Juan.

Una de las novedades de este régimen consistió en la delegación de la autoridad de aplicación en las cuatro provincias, generando un fuerte incentivo hacia la utilización intensiva de los beneficios.

Comentá la nota