“Hoy el Interbloque está con línea muerta”.

En el marco de un entrevista realizada el viernes al presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Néstor Tomassi reveló que “hoy el Interbloque (peronista) está con línea muerta”, en términos de comunicación.
Tomassi, manifestó que tras la derrota sufrida por el Frente Justicialista para la Victoria en las legislativas provinciales, los legisladores de algunos sectores que constituyen el Interbloque en la cámara baja, tendrán que evaluar cual va a ser su decisión, para trabajar durante el 2009.

El periodo de sesiones ordinarias de la Legislatura catamarqueña comienza el 1 de mayo, pero es muy probable que para principios de abril se convoque a extraordinarias, para dar tratamiento a los temas que quedaron pendientes el año pasado: presupuestos y toma de crédito.

Según lo revelado por el diputado del Frente para la Victoria, luego del 8 de marzo no hubo ninguna reunión de los bloques del peronismo, por el conflicto desatado previamente entre las líneas, que no pudo resolverse a tiempo. En este sentido, Tomassi consideró que “toda esta situación de confrontación se vio en la calle, y generó confusión en la gente”.

Achacó esta situación, a la falta de madurez y compromiso político de los referentes del peronismo local, quienes no tuvieron un atisbo de voluntad para solucionarlo hasta el día de hoy.

Opinó además, que la confrontación interna del peronismo en el mes de marzo tuvo por detrás la búsqueda del posicionamiento de los sectores de cara a las elecciones legislativas nacionales de octubre (junio). El presidente señaló al respecto, “la apetencia de octubre llevó a los errores de marzo”.

Sobre cómo continúa la cruel interna en el peronismo catamarqueño, Tomassi consideró que la solución está en las bases. “Si no vamos en junio con una alternativa real al Frente Cívico y Social, el resultado electoral va a ser el mismo”, sentenció.

La elección de marzo reflexionó, “nos debe hacer comprender que el 75% de los catamarqueños no apoyó al oficialismo”, y continuó, que sobre tal escenario “los peronistas tenemos que proponer una alternativa seria, creíble y con capacidad de gestión”.

Consultado sobre el trasvase dirigencial, el legislador arriesgó una opinión y un mensaje claro contra los cabezones, “tienen que entender que ya es hora de cambiar”, expresó.

Según sus argumentos, los actuales dirigentes condujeron al peronismo de la provincia a una época de derrotas electorales frente al FCS. “Hay que cambiar el equipo técnico y proponer un proyecto del peronismo catamarqueño ligado al proyecto nacional”, recriminó.

Comentá la nota