44 intentos de coimas a la Caminera

44 intentos de coimas a la Caminera
Los conductores fueron imputados por cohecho activo. Ayer comenzaron a funcionar los radares y se labraron 53 actas.
"Te doy 100 y no me hagás la boleta", es una de las frases más escuchadas por algunos de los policías de la Caminera a la hora de ser tentados en un soborno. Las multas no son baratas y hacen que algunos conductores ofrezcan billetes con la cara de Sarmiento (50) o la de Roca para evitar una sanción mayor y un engorroso trámite.

Según el propio titular de la Policía Caminera, comisario mayor Carlos Arnaldo Colino, desde que arrancó el sistema de constataciones redimibles por multa –el 10 de setiembre de 2008– se denunciaron a la Justicia 44 intentos de soborno a los efectivos que se dispusieron a labrar una infracción.

El jefe de la policía rutera comentó a este diario que esas denuncias corresponden a 44 hechos independientes de intento de soborno a uniformados y se presentaron en unidades judiciales (en Capital) y en comisarías (en departamentales del interior). Los denunciados quedaron imputados y procesados por "cohecho activo", según precisó el comisario.

"No tenemos actos de corrupción en nuestra fuerza y eso puede corroborarse en el Tribunal de Conducta Policial o en las unidades judiciales", dijo orgulloso Colino, quien explicó que tanto esto como las actuaciones ante intento de soborno responden a una "fuerte política de profesionalidad que se ha impuesto a los subordinados", que redundó "en un fuerte cambio de imagen institucional" de la Caminera.

Sobre la actitud de los conductores que quisieron sobornar a un policía, Colino señaló: "Quieren modificar la actitud del personal para cambiar la infracción, para comprar su voluntad".

Ya el año pasado se habían comunicado las primeras denuncias. Acaso los primeros en incurrir en cohecho fueron dos camioneros brasileños que ofrecieron 200 pesos para evitar una multa en la autopista Córdoba- Pilar.

Pero en estos primeros meses, ese tipo de delito se cometió 44 veces, según las presentaciones en la Justicia.

Arrancaron los radares. Por otra parte, ayer comenzaron a funcionar los "cinemómetros" o radares de control de exceso de velocidad. La primera actuación de esta nueva tecnología se cumplió en horas de la mañana en el ingreso y egreso a Córdoba por la autopista a Carlos Paz.

Allí se instalaron dos puestos (uno por mano) y se labraron 53 actas de constatación por exceder los 130 kilómetros por hora en el tramo libre de la autopista.

No obstante esa máxima, y por tratarse de un período experimental en el que sólo se labran constataciones, se informó a los automovilistas detenidos que también deben respetar las máximas apuntadas por los carteles indicadores: 100, 80, 60 y 40, hasta alcanzar el peaje.

Como es sabido, en enero y febrero, en este período experimental no se cobrarán multas y sólo se labrarán constataciones.

El comisario inspector Jerónimo González informó que estas constataciones fueron bien aceptadas por los automovilistas que escucharon atentos las indicaciones de los policías de la Caminera.

Por su parte, Colino señaló que hoy arrancará la segunda etapa de controles de la Caminera en esa autopista, ahora con puestos fijos y siete puestos móviles en el trayecto del trazado.

300 más al interior. Ayer, este diario asistió a una verdadera parada policial en la Escuela de Oficiales Libertador General San Martín. Allí se formaron los 300 nuevos efectivos que se incorporarán desde esta madrugada a las rutas del interior provincial.

Según datos de la fuerza que vela por la seguridad en los caminos y rutas, ahora habrá un total de 124 móviles: 36 Renault Logan, 84 Fiat Siena y cuatro pick-ups Toyota.

Comentá la nota