Intentaron asaltar a Cobos mientras viajaba por una ruta mendocina

Cinco jóvenes que simulaban pedir ayuda quisieron forzar las puertas de su auto.
El vicepresidente Julio Cobos sufrió ayer un intento de asalto en la ruta 153 del sur mendocino, cuando con su comitiva se encontró un auto atravesado en el camino y tres jóvenes que, simulando pedir ayuda, en realidad pretendían robarlo junto a otros dos jóvenes que estaban ocultos dentro del vehículo

El incidente ocurrió al mediodía en el camino que va a la ciudad de General Alvear, a 300 kilómetros de la Capital mendocina. Cobos iba a participar de una reunión con productores agrícolas, comerciantes y concejales de la zona que atraviesan una grave situación económica por la imposibilidad de colocar sus productos en el mercado.

El vicepresidente viajaba en un auto VW Vento gris con su chofer y su asesor privado Juan Manuel Antequera. Atrás venía su custodia a bordo de una camioneta Toyota azul. Por la solitaria ruta provincial 183 y cinco kilómetros antes del pueblo de Monte Comán, la comitiva se encontró con un automóvil marca Fiat 128, color azul, atravesado en el camino y tres hombres que hacían señas con sus remeras y unos bidones como si se hubieran quedado sin combustible.

Según contó el asesor de Cobos a Clarín, el vicepresidente ordenó detener el vehículo oficial para intentar ayudar a estos jóvenes. Su chofer comenzó a bajar la velocidad y fue acercándose hasta donde estaban los hombres que parecían necesitar auxilio. De repente otros dos jóvenes salieron del interior del auto que se suponía averiado y se avalanzaron sobre el vehículo del vicepresidente e intentaron abrir las puertas. No pudieron forzar las cerraduras porque estaba activado el sistema de cierre centralizado. El chofer hizo una maniobra para esquivar a los presuntos ladrones y siguió la marcha. Cobos y su asesor alcanzaron a ver cómo los delincuentes golpeaban el auto para intentar abrirlo. Cuando se acercó al lugar la camioneta de los custodios que iban detrás, los supuestos ladrones consiguieron abrir una de las puertas y quedaron enfrentados con los guardias armados.

Según trascendió, la custodia habría comprado que los jóvenes también estaban armados, pero habrían decidido no intervenir porque el auto de Cobos seguía su marcha y el deber de estos guardias es seguir al vicepresidente.

El asesor Antequera avisó al 911 de la Policía. Pero en el entorno de Cobos hasta anoche no sabían si los jóvenes fueron detenidos porque, 20 minutos después del incidente, los mismos hombres intentaron frenar, parados sobre el asfalto, el auto en el que viajaba la dirigente cobista Patricia Gutiérrez, quien también debió hacer una brusca maniobra para esquivarlos y seguir en viaje.

La reunión de Cobos con los productores y comerciantes de Alvear finalmente se concretó. Al terminar este encuentro, el vicepresidente reconoció el intento de asalto, descartó cualquier intencionalidad política y calificó el hecho como un caso aislado: "Estaban a la caza y la pesca. Podría haberle ocurrido a cualquiera".

Comentá la nota