Intentarán persuadir a empresarios de adherir al blanqueo de empleados

Con el objetivo de convencer al empresariado salteño de las bondades de la ley nacional 26.476, que permite regularizar empleados en negro sin pagar multas y subsidia la contratación de trabajadores, llegará hoy a Salta el subsecretario de Fiscalización del Trabajo y la Seguridad Social de la Nación, Guillermo Alonso Navone.
El funcionario nacional se reunirá con contadores y abogados que asesoran a empresas y con representantes sindicales, para promover la adhesión al régimen que en Salta todavía no está funcionando en plenitud por la creencia de los empresarios locales de la crisis no es un contexto adecuado para asumir mayores gastos en personal.

El ministro de Trabajo provincial, Rubén Fortuny, ya había reconocido que gran parte del empresariado salteño no estaba convencido de los beneficios de la norma, lo que atribuía al desconocimiento y a "algunas dudas con respecto a si es el momento adecuado para incorporar a los trabajadores".

En diálogo con Nuevo Diario, Alonso Navone entendió que el mejor consejo es "que empiecen a cumplir la ley". Aunque dijo no ser muy adepto a las amenazas, reconoció que después de un año de "bonhomía" vinculada al blanqueo de personal, y de inspecciones destinadas a recomendarle a los patrones que cumplan con las normas laborales, "si aún así la actitud de los empresarios es la de no cumplir la ley, se van a aumentar las sanciones".

En Salta, la cartera laboral nacional hizo relevamientos en actividades que suelen tener alto porcentaje de informalidad. De los 3.600 trabajadores relevados, el 60% se encontraba en situación de informalidad. Sin embargo, se logró que la situación del 47% de ellos fuera regularizada en menos de un mes.

El funcionario nacional destacó la lucha contra el empleo en negro en la provincia encarada por los ministerios de Trabajo nacional y local, y por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y los resultados alcanzados. Es que en los últimos años ha disminuido considerablemente el trabajo no registrado en Salta, hasta llegar en el segundo trimestre de 2009 al 42,3% de los asalariados. En el mismo período de 2008, ese porcentaje era del 47,6%.

Comentá la nota