Intentan paliar los efectos de la crisis con más exportaciones

Pese a que dicen no confiar en los augurios económicos, en el Gobierno se apuran a evitar males mayores.
El gobierno de Mendoza decidió enfatizar los mecanismos de promoción interna y externa de la provincia a fin de captar nuevos mercados y diversificar los productos en el exterior.

También se propuso acelerar la marcha de la obra pública, ofrecer condiciones de estabilidad fiscal, conseguir mayor eficiencia fiscal y asistir a los productores desde el Fondo para la Transformación y el Crecimiento sobretodo en el otorgamiento de créditos para capital de trabajo y tratando de poner a disposición de los inversores todas las facilidades que puede ofrecer el gobierno a la hora de concretar inversiones como por ejemplo simplificar trámites, son algunas de las medidas concretas que analizó el Gobierno.

Frente a la crisis financiera mundial, el Gobierno reunió al Comité de Crisis para enfrentar diferentes escenarios que impacten sobre la economía regional.

Uno de los temas más importantes es cómo se posicionará Mendoza ante los posibles escenarios.

El gobernador Celso Jaque encabezó ayer una reunión del Comité de Crisis para realizar un diagnóstico de la situación económica internacional y evaluar las medidas que tomará el Gobierno ante eventuales cambios.

“Si bien los efectos de la crisis financiera internacional sobre la economía regional no son evidentes es característico del gabinete adelantarse a los hechos”, explicó el ministro de Producción Guillermo Migliozzi, quién tras la reunión ofició de vocero.

Entre los temas que analizaron -según confirmó Migliozzi- están “las restricciones al crédito, el encarecimiento y el acortamiento de los plazos de otorgamiento de créditos que van a empezar a observarse en la provincia de continuar este fenómeno del país del Norte”.

El funcionario aseguró que el Gobierno es consciente de que este remezón financiero internacional va a provocar una caída en los ingresos fiscales, en el consumo interno y las compras que hagan los importadores de productos mendocinos.

Migliozzi reconoció que podría haber un freno en las decisiones de inversión que estaban previstas y una desaceleración en la creación de empleo “que no es lo mismo que un incremento en la tasa de desempleo”, aclaró. Esto sería consecuencia de la perdida de competitividad que podría llegar a padecer la región.

En cuanto a la posición del país frente a la crisis financiera aseguró que “la Argentina se encuentra en una situación mucho más sólida y esto contribuye a amortiguar el impacto de los efectos sobre la región”.

En la mañana el secretario de Turismo, Luis Böhm, había considerado que su área hará los aportes para reforzar los planes de contingencia de Jaque.

Comentá la nota