Intentan desalojar a diez familias de aborígenes

Unas diez familias aborígenes de la colonia La Primavera denunciaron estar "a punto de ser despojadas" por la Policía de sus tierras ancestrales. Tildaron al hecho como una "maniobra del Gobierno" en complicidad con el presidente del Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA) y pidieron la intervención de las autoridades nacionales y advirtieron sobre la actitud "hostigadora y amenazante" de la Policía de Laguna Blanca para perpetrar el desalojo.
"Estamos cansados de tanta injusticia. Ahora la policía formoseña nos quiere desalojar de nuestras casas y nos amenazan con que habrá represalias si nos resistimos a abandonar nuestras tierras. Anoche fuimos expulsados por la policía de Formosa y hoy vino Cecilio Celia acompañado por el oficial Zamudio y el comisario de Laguna Blanca quién nos advirtió que si no nos vamos de nuestras casas habrá violencia policial. Además por la tarde pasaron por frente a mi casa criollos con armas de calibre grueso", denunció Félix Díaz, integrante de una de las familias que se intenta desalojar.

CÓMPLICE

"El presidente del ICA es cómplice de la maniobra del Gobernador para avalar el desalojo. Nuestras viviendas se encuentran instaladas desde siempre en nuestro territorio por eso la ley 26160 de emergencia territorial nos protege e impide cualquier desalojo. Pero en Formosa las autoridades no entienden nada sobre legislación o directamente las conocen y no las cumplen", criticó.

"Por eso pedimos que las autoridades nacionales intervengan en esta grave situación de un inminente desalojo de las diez familias que son las de Ramón Cocholek, Juan Vega, Jeremías Díaz, Modesto Segovia, Roberto Alonzo, Salvador Acosta, Omar Avalo, Candido Alonzo, Félix Díaz, Celestino Artaza, Egidio Artaza, María Artaza", enumeró Díaz.

"Contamos con el apoyo de los miembros de la comunidad que ya se están acercando a nuestras casas para resistir el desalojo junto a nosotros y aunque es una lucha desigual resistiremos firmemente en defensa de nuestros derechos.

No abandonaremos nuestras casas aunque la Policía ingrese a golpes y balazos como ya nos amenazó" finalizó Félix Díaz.

Comentá la nota