Intenso movimiento en la terminal de General Pico

La terminal de ómnibus de General Pico comenzó a poblarse de un nutrido número de personas que arribaron con motivo de celebrar la tradicional fiesta de "Semana Santa". Cientos de estudiantes con sus abultados bolsos al hombro y numerosas familias se pasearon por las plataformas, reflejando un panorama distinto al habitual.
Sin embargo, este afluente poblacional -que también comienza a percibirse en las calles céntricas- no registró ningún tipo de modificación en la actividad hotelera de esta ciudad, indicando un escaso nivel en la demanda turística.

Según una empleada de la terminal, a partir del miércoles a la noche y durante todo el jueves llegó gran cantidad de gente. "Se estima que arribaron alrededor de 200 personas, en su mayoría estudiantes que regresan de Córdoba y Buenos Aires", explicó.

La trabajadora afirmó que los micros de corta y larga distancia "viajan completos" y que en estos momentos resulta muy difícil conseguir pasajes. "El miércoles las empresas del transporte local tuvieron que poner refuerzos porque ya no cabía el cupo de pasajeros, mientras que las de larga distancia están proyectando agregar más coches", agregó.

Respecto al éxodo turístico efectuado durante este fin de semana largo, la empleada sostuvo que "mucha gente viajó hacia Buenos Aires, Córdoba y Mar del Plata" sobre todo familias, matrimonios y parejas.

Autoridades de la terminal aseguraron que para este domingo se espera la llegada de un importante número de personas, como así también la partida de aquellos estudiantes que regresaron para visitar a sus familias o amigos.

Merma turística.

El encargado de un importante hotel local dijo que entre el jueves y el domingo se reservaron solo nueve habitaciones. Los huéspedes fueron en su mayoría familias provenientes de Buenos Aires, Mendoza y otros lugares de la provincia que vienen a visitar a sus allegados.

"En esta época es cuando tenemos mayor movimiento pero este año solo se reservaron cinco habitaciones 'singles' (de una cama) y diez matrimoniales", aseguró la empleada de otra residencia piquense. La conserje agregó que las personas que arribaron al hotel son de Capital Federal, Mendoza y distintos sectores de la provincia de Buenos Aires como Balcarce o 9 de Julio.

En tanto, uno de los encargados de otro hotel de esta ciudad dijo que la actividad no varió. "No tenemos muchas reservas, solo viajantes", resumió.

Respecto a Semana Santa del año pasado, los precios de los servicios propuestos por los hoteles consultados prácticamente no han cambiado, aunque disminuyó significativamente el número de reservas . "Los costos son los mismos pero cada vez viene menos gente", coincidieron los trabajadores hoteleros.

Comentá la nota