Intenso debate por el Fideicomiso para viviendas

Durante dos horas los diputados debatieron el tema. La oposición no acompañó la medida. Hallar sostuvo que la provincia está pagando obras comprometidas por Nación. Mestelán aclaró que nadie se opone a que se construyan casas pero discutimos "cómo". Desde el oficialismo dieron números, explicaciones técnicas y aseguraron que el Fideicomiso no compromete fondos actuales sino futuros. "Se paga ampliamente con el recupero de las viviendas", indicaron.
El tema más relevante del extenso orden del día de Diputados ayer fue, sin dudas, la ley que envió el Gobierno a la Legislatura provincial para "el financiamiento del programa federal plurianual de construcción de viviendas", autorizando a la provincia a "contraer empréstitos y/o disponer de activos a favor de uno o más fideicomisos financieros" por una suma total de $605.814.000.

La provincia a manera de garantía para la constitución de estos fideicomisos, transferirá a favor de los mismos los derechos de cobro provenientes de créditos derivados de las viviendas y los derechos de cobro provenientes de las viviendas correspondientes al programa plurianual.

También las cobranzas de los créditos citados anteriormente, cuyo plazo de vencimiento no podrá exceder los 25 años.

Otro de los puntos a integrar como garantía serán los fondos provenientes de la integración de los valores fiduciarios que emita él o los fideicomisos. También los rendimientos provenientes de las inversiones realizadas con dichos fondos, a lo que se le sumará, finalmente, toda suma de dinero que por cualquier concepto ingrese a las cuentas fiduciarias.

En el artículo 6to de la ley, autoriza al gobierno, también, a "ceder y transferir en forma irrevocable la propiedad fiduciaria de los derechos de cobro de la provincia de Santa Cruz, respecto del FONAVI".

En una primera etapa la provincia haría mil viviendas, las que se esperan se inicien en los primeros meses del 2010 y estén culminadas no más allá de mediados del 2011. Toda vez que el plazo de ejecución para las obras, una vez firmado el contrato de construcción, no puede superar los diez meses.

Desde el oficialismo el discurso "político" fue leído por la diputada Ana María Urricelqui, mientras que las explicaciones concretas y técnicas de la ley fueron dadas por el diputado Eugenio Quiroga.

Desde la oposición, el sostenimiento del despacho de minoría que fuera presentado desde ese sector, rechazando la constitución del Fideicomiso, estuvio especialmente a cargo de los diputados Omar Hallar y Gabriela Mestelán.

Urricelqui hizo un repaso desde Perón a Kirchner y cerró su planteo en que el Fideicomiso dará trabajo al sector de la construcción y cumplirá el sueño de la vivienda propia a muchas familias de Santa Cruz. Sostuvo que a través de la vivienda se fomenta, además, el arraigo en un territorio.

Omar Hallar fue el primero de la oposición en sentar su posición de rechazo. Sostuvo que es "improcedente el endeudamiento mediante esta reconversión del sistema FONAVI".

Recordó que fue, justamente con fondos FONAVI, que la provincia pudo realizar el Hospital Regional "que costó más de 2.500 viviendas en su momento".

Para Hallar, el mecanismo de fideicomiso fue la forma en que Nación transfirió su compromiso de hacer 300 mil viviendas en todo el país, de las cuales 8 mil eran para Santa Cruz, anunciado en el 2005 como Plan Federal II, y que ahora "se presenta este endeudamiento para realizar 4 mil viviendas que en su momento debería haberlas hecho Nación".

"Nos estamos endeudando por 15 años" dijo el radical y reclamó volver al sistema FONAVI para hacer viviendas como las que hasta acá se han hecho.

Le siguió Gabriela Mestelán, quien puso el énfasis en coincidir con Urricelqui en que "la economía debe estar al servicio del pueblo, en resguardar el empleo, en generar políticas de arraigo" pero acotó que "eso no está en discusión, porque todos coincidimos, sino en cómo lo hacemos está la diferencia".

Recordó declaraciones del diputado Rubén Contreras, que presidía la Sesión, hechas días atrás, quién aseguraba que "había un alto porcentaje de gente que no paga su vivienda", por lo que la legisladora de Encuentro Ciudadano se permitió "desconfiar de que con el recupero de las viviendas por construir, alcanzará para atender los servicios de la deuda que vamos a contraer".

Explicación técnica

Quien tuvo a su cargo una larga y detallada explicación técnica fue el diputado Eugenio Quiroga, que inició su participación haciendo una explicación de en qué consistía un fideicomiso como herramienta financiera, "algo muy utilizado hoy en la economía" y aclaró que "es poner el mercado de capitales al servicio de la economía real".

Sobre el supuesto endeudamiento al que adujo Omar Hallar, Quiroga indicó con planillas en mano que hoy el IDUV tiene una cartera de cobranza de 16.500 adjudicatarios cuyo recupero por cuotas en el mes de octubre este año ascendió a 3.229.000 pesos.

Dio por ejemplo la evolución de fondos de recupero en un trimestre "toda vez que los títulos de deuda tendrán cancelación de intereses y amortización cada tres meses".

Así ejemplificó que de julio a septiembre el IDUV por la cobranza de las viviendas ya construidas recaudó $7.446.000 pesos, lo que implicó un 69,47% del total exigible que llegaba a los 10.718.800 pesos en ese trimestre. "Esto quiere decir que de cada 10 personas, siete pagan su vivienda", porcentual que, incluso en el mes de octubre, creció pasando al 88,19% (casi 9 de cada 10 adjudicatarios, honraron la cuota del IDUV).

Entre los argumentos técnicos esbozados el legislador dijo en un momento que "lo que hacemos es tomar fondos hoy de los futuros flujos" que generan las viviendas.

Aseguró que, volviendo al ejemplo del trimestre julio-septiembre, entre el recupero de cuotas y lo que ingresó por FONAVI ese mes, se sumó $18.562.000 lo que implica, si se hubiese tenido que cumplir en ese trimestre con el servicio trimestral del Fideicomiso, "que los recursos con los que contamos superan en 2,5% el monto que deberíamos pagar", ratificando así que no existe endeudamiento.

Aclaró que esa estimación sólo estuvo hecha en base a los dineros percibidos por las viviendas ya realizadas, pero "tenemos otras mil que se van a terminar durante el 2010, más las mil que vamos a construir, en una primera etapa de este fideicomiso, serán casi 19 mil viviendas" en total, cuyo recupero de cuotas irá a garantizar el fondo fiduciario.

Finalmente Daniel Pandolfi, presidente del Bloque Justicialista, ratificó todo lo dicho por Quiroga y aclaró que "para que Doña Rosa entienda, este fideicomiso se garantiza primero, por las cuotas de las casas que ya están construidas, a las que se les sumarán las cuotas de las casas a adjudicar.

En segundo lugar se garantiza por la propiedad fiduciaria y en tercer lugar con los fondos FONAVI. No es cierto que esté puesta en garantía la coparticipación federal" aseguró el legislador.

"Esta es una muy buena operatoria, en beneficio de la gente" indicó.

Comentá la nota