Intensificaron los controles en Muelle de Piedra

Con la llegada este domingo del personal de refuerzo, se acentuaron los controles de ingreso y egreso a Villa la Angostura en el puesto policial de Muelle de Piedra. Después de protestar durante meses por la falta de controles, ahora hay vecinos se quejan porque aseguran que "son molestos", y que además se "sienten perseguidos".
Con la llegada de seis policías enviados como refuerzos por la Jefatura de Neuquén para la Comisaría Nº 28, se intensificaron en el día de ayer los controles en el puesto de Muelle de Piedra.

Este punto es considerado como estratégico para la seguridad de Villa la Angostura, y lugar donde se anunció, desde un Pórtico de Seguridad que se encuentra en la "dulce espera" por falta de fondos, hasta un puesto de Gendarmería las 24 horas, que hasta ahora no pasó de los anuncios oficiales.

Por lo pronto la última sucesión de robos hizo que la comunidad presionara sobre la Policía exigiendo mayores rondas por los barrios de la localidad y controles nocturnos en Muelle de Piedra, sin embargo la cantidad de efectivos disponibles por tuno - entre siete y ocho- deja sólo uno para este puesto, lo que impedía dichos controles nocturnos que deben realizarse- por razones obvias de seguridad- de a dos efectivos como mínimo.

Con la llegada de los nuevos refuerzos, se designaron a dos personas en forma permanente en este puesto que permite entonces un mayor control del ingreso y egreso de la localidad. Sin embargo desde la Comisaría no ocultaron su sorpresa cuando, no pocos vecinos, hicieron notar su malestar por los controles que aseguran "son molestos", y que además se "sienten perseguidos".

Pese a ello, se aseguró desde la sede policial que se continuará con los controles, por lo menos hasta el 31 de septiembre que es la fecha en que los efectivos de refuerzo, regresarán a la ciudad de Neuquén capital.

Comentá la nota