Intensificarán los controles por el alcohol a menores

Con la creciente de hechos violentos que involucran a menores, boliches y bebidas alcohólicas, desde los estamentos estatales buscan métodos y medidas que aplaquen esta grave situación.
Aunque como en muchos otros casos, estas medidas son más parches que verdaderas soluciones.

Esta semana el gobernador bonaerense Daniel Scioli señaló que la Provincia intensificará la lucha contra las adicciones y los controles en el expendio de alcohol a menores de edad, tarea que se hará en conjunto con los municipios.

Esta medida busca aumentar el contralor que en julio dispuso el Registro Provincial de Bebidas Alcohólicas (REBA), que desde le 2005 regula la venta de bebidas alcohólicas en comercios. Este canon es anual, y más que un control se asemeja a un impuesto, que en realidad no ayudó a impedir que los menores de 18 consigan cerveza o vino.

Según se informó, la última encuesta de la Subsecretaría de Adicciones bonaerense, dio que el 30 por ciento de los jóvenes probó el alcohol antes de los 13 años y el 50 por ciento dijo que toma al menos una vez por semana.

Desde el Gobierno provincial se aseguró que será muy riguroso en los controles, sobretodo en los boliches, pubs y bares. "Tenemos que cuidar a nuestros jóvenes", disparó el Scioli.

La Subsecretaría de Atención a las Adicciones provincial está renovando las licencias a los comercios que expenden alcohol a través del REBA.

Transgresión permanente

Graciela Cruppi, del Centro Preventivo Asistencial (CPA) Junín, aseguró "la ley existe, pero el tema es que a veces no se cumple y no sabemos cuál es el ente regulador de esto, porque acá las leyes se transgreden en forma permanente, como en el caso de la norma que prohíbe el expendio de bebidas a menores que está hace rato pero sin embargo vemos que el alcohol circula normalmente".

Cruppi expresó que "ante estas situaciones nos tendríamos que replantear una vez más qué pasa con los padres. Los chicos con alto índice de vulnerabilidad siguen estando desprotegidos totalmente y realmente estamos fallando desde el rol adulto".

Respecto a la función de la familia frente a la violencia que gana cada vez más espacio, Cruppi opinó que "hoy los padres no pueden poner límites y llegamos al punto tal de que un papá se encuentre totalmente imposibilitado para que se cumplan las normas de una casa. Eso es lo que tenemos que rever entre todos".

"Hoy los chicos están expuestos a esta forma de relacionarse que si no es con violencia parecería que no hay otra forma", puntualizó.

Patovicas también

Hace una semana Scioli también dispuso una serie de medidas para el control del personal de seguridad de los boliches, tras la muerte de una serie de hechos violentos que involucró a los patovicas a lo largo del año .

Sergio "Tata" Luchesi, propietario de un local nocturno y referente del sector, señaló que todo lo que "sirva para educar y guiar a la gente es importante".

El decreto está previsto en la reglamentación de la ley provincial 13.964 que adhiere a la ley nacional 26.370 que regula el trabajo del personal de control de admisión y permanencia de público en locales bailables.

El documento, rubricado por el gobernador Daniel Scioli, establece que no podrán desarrollar tareas de control personas condenadas por delitos de lesa humanidad, ni personas que estén enrolados en fuerzas de seguridad pública (fuerzas armadas, de seguridad, policiales o del servicio penitenciario) u organismos de inteligencia, y quienes hayan sido exonerados de alguna de ellas.

Luchesi señaló además "nosotros tratamos de contratar a los mejores para esa tarea, pero el dueño no puede estar dentro de las personas, y por ahí muchas veces estos no están preparados".

Comentá la nota