Intensifican la vigilancia para prevenir mosquitos y casos de dengue

El sistema sanitario de la provincia está en alerta para detectar posibles casos de la enfermedad. Los profesionales recomiendan a la población prevenir la proliferación del insecto en las viviendas.
El caso del trabajador chaqueño que residía momentáneamente en Buena Esperanza y que aparentemente estaba infectado con dengue, desató el alerta en toda la provincia. El Subprograma de Epidemiología y Bioestadística del Ministerio de Salud, intensificó la vigilancia en hospitales y centros de salud y recomendó a la población acciones inmediatas para erradicar al mosquito y prevenir la enfermedad. Al mismo tiempo descartó que exista un caso en San Luis.

La semana que viene un grupo de profesionales de ese organismo comenzará a recorrer la provincia para entrevistarse con los intendentes y pedir que se extremen las medidas sanitarias para evitar una epidemia en San Luis. "No hay casos en la provincia pero debido a que el país está en alerta, nosotros hemos intensificado la vigilancia", aseguró el responsable del Subprograma de Epidemiología, Ignacio Pérez.

La enfermedad que sufre el jornalero chaqueño que hasta el 19 de marzo estuvo trabajando en una estancia de Buena Esperanza, todavía no está confirmada como dengue. Aún no están los resultados de los análisis que se le practicaron en Villa Mercedes, y por lo tanto para Epidemiología es sólo un caso sospechoso. El hombre, de 65 años, oriundo de Carata (provincia de Chaco), llegó a San Luis el pasado 11 de marzo para trabajar como jornalero en un campo del sur provincial.

El funcionario confirmó que el hecho no requirió la fumigación en la zona donde el hombre había sido empleado, pero aseguró que es conveniente que la comunidad extreme las medidas de prevención. "En San Luis tenemos el mosquito (Aedes Aegyptis que transmite la enfermedad) pero no está infectado", confirmó Pérez.

Todas las medidas de prevención están justificadas si se tiene en cuenta que ayer se reportaron nuevas provincias con casos confirmados de dengue, entre ellas Mendoza, Córdoba y La Pampa.

En Buena Esperanza, una localidad donde viven alrededor de 5 mil personas, la noticia del caso sospechoso provocó susto y desconcierto. "No queremos que se haga una psicosis, esta tarde vamos a entregar consejos a los vecinos de cómo prevenir", confirmó ayer a El Diario de la República, la intendenta Marcela Renau. También contó que como le pasó a otros ciudadanos, ella se enteró del caso por los medios de comunicación: "El director nunca informó al Municipio para que comencemos a trabajar juntos en la prevención. Prefiere manejarse con las autoridades provinciales que están mucho mejor informados que nosotros", indicó Renau. Sin embargo aclaró que desde Epidemiología le confirmaron ayer a la tarde que se tomarán medidas en conjunto en las próximas horas.

Renau aseguró que la cosecha de girasol, que comienza los primeros días de marzo, trae muchos trabajadores golondrinas provenientes no sólo de ciudades vecinas. Tal vez motivado por esta actividad llegó a la localidad el trabajador chaqueño.

Las certezas que tienen los médicos que siguieron el caso, es que familiares del paciente (entre ellos su mujer y una hermana) están internados en Chaco contagiados con dengue, según determinaron los análisis. Las sospechas de que el hombre podría estar padeciendo dengue surgieron por esos antecedentes. "El señor llegó al hospital de Buena Esperanza para hacer una consulta gastrointestinal", aseguró Ignacio Pérez. Cuando recibió atención tenía la presión arterial alta y dolor de cabeza. Desde la localidad fue trasladado a Villa Mercedes donde se le extrajo sangre para averiguar si su estado tenía que ver con el dengue. Después de eso el hombre regresó a su provincia. Ahora están a la espera de los resultados.

No hay vacunas para el dengue

Para evitar la enfermedad no hay vacunas, por eso siempre que aparecen brotes como los que se están dando actualmente en diferentes puntos del país, lo que se recomienda es extremar las medidas para erradicar los mosquitos o evitar que lleguen a las viviendas. Por ejemplo se pide el uso de repelentes en el cuerpo y de espirales en todas las habitaciones de la casa; pero también hacer fumigaciones (para la cual siempre es conveniente pedir asesoramiento sobre el líquido a utilizar) y colocar telas mosquiteras en puertas y ventanas.

"La situación climática preocupa mucho, porque según el pronóstico seguiremos teniendo altas temperaturas, con lluvias y mucha humedad hasta la segunda quincena de mayo. Sabemos que cuando tengamos la primera helada, estaremos al fin de la posibilidad de brote en esta provincia", destacó la delegada de la Sanitaria Federal, Marta Escribano. Y además recalcó que en San Luis "la gente puede hacer mucho por si mismo" para prevenir y padecer la enfermedad. "No hay que tener miedo, si hay que tener cuidado", explicó.

Entre las acciones recomendadas, Escribano destacó la erradicación de objetos que puedan acumular agua de lluvia en los patios, hacer limpieza permanente y evitar los basurales clandestinos que también son fuente de proliferación de mosquitos. Además se pide hacer lavado de los tanques de agua y no dejarlos al descubierto, y despejar desagües para evitar el estancamiento de agua.

Respecto a la enfermedad dijo: "Hay que diferenciar que existen dos clases de dengue, el común y el hemorrágico; pero también recordar que esta patología no tiene nada que ver con la fiebre amarilla. Para el dengue no hay vacunas". Los síntomas, en ambos casos, son similares a excepción del segundo caso que se caracteriza por la presencia de hemorragia en la nariz o de las mucosas bucales. La fiebre hemorrágica de dengue (FHD) es la forma más grave y hasta puede llevar a la muerte. Los síntomas de la fiebre varían según la edad y el estado general de salud del paciente.

Los médicos destacan que las señales de un contagiado con dengue suelen confundirse con las que genera una gripe. "Lo importante es que ante cualquier síntoma es necesario acudir al médico, y que el dengue es curable", aseguró la funcionaria.

Comentá la nota