Intensifican limpieza en Pico

El intendente Jorge Tebes detalló el sistema impulsado para mantener más limpia la ciudad y explicó cómo funciona en los barrios. Habrá más difusión para que los vecinos se informen sobre la recolección especial.
"En General Pico se recolectan 25 mil kilogramos de basura por día, lo que representa un total de 150 kilos anuales por habitante". Así lo manifestó el intendente de esta ciudad, Jorge Tebes, quien confirmó la planificación de un circuito especial para la recolección de los llamados "residuos especiales". Estos son aquellos que no se generan a diario o bien mantienen un peso o tamaño que no pueden ser colocados en los "canastos normales". Generalmente provienen de productos de jardinería, cajas, cajones y chatarras, por lo que el sistema excluye los montículos de tierras, restos de demoliciones y otros materiales originados en la construcción. En estos casos "cada propietario deberá contratar este servicio (pero) en forma particular", aclaró el intendente.

Según el funcionario, para este tipo de basura se ideó un "circuito que divide a la ciudad en seis zonas" por lo que a cada sector "le corresponden días diferentes para que el frentista la retire".

La frecuencia del recorrido es mensual. "El vecino tiene dos días para sacar la basura y nosotros la levantamos al siguiente", afirmó. Para que los ciudadanos se informen sobre las fechas "cada trimestre, junto al recibo de rentas, se adjunta el cronograma por zona", añadió Tebes.

Publicidad.

Desde el municipio, con intención de dar mayor difusión al "proyecto recolector", se colocarán publicidades y "folletería" en lugares de alta circulación. Como así también, será entregada "en mano" por los inspectores municipales.

En las fechas intermedias para la recolección, el gobierno municipal mantendrá un sistema complementario en el que se colocarán contenedores, para que los piquenses coloquen su basura en dos lugares diversos de la ciudad: uno, detrás del cementerio (sobre calle 300) y el otro en las inmediaciones del predio rural, sobre la calle 21.

Este nuevo sistema estará a cargo del propio municipio, con personal y maquinaria propia. Se implementarán cuatro palas frontales y ocho camiones "volcadores" y se dispondrá de una línea telefónica para las consultas de los vecinos.

El gobierno municipal destacó en varias oportunidades la necesidad de un mayor compromiso de los vecinos para poder mantener la ciudad limpia y sin acopio de basura o mini basurales, en calles y espacios públicos. A eso se sumará la nueva fase del proyecto DESURBAL destinado al cuidado del medio ambiente, con la intervención de escuelas y comerciantes en la separación de residuos.

Comentá la nota