Intensifican controles de alcoholemia y también de las "fiestas privadas".

Desde la órbita municipal se han comenzado a intensificar los controles en diversos locales de nuestro medio, donde se llevan a cabo las denominadas "fiestas privadas", que en muchos casos en definitiva son reuniones bailables, donde se cobra entrada, se toma alcohol sin límites y para completar el combo se permite la presencia de menores de edad.
De la misma manera al cabo del fin de semana hubo controles vehiculares, que determinaron en secuestro de 7 automotores por exceso de alcohol en quienes los conducían.

UNA CLAUSURA

En los últimos tiempos han tomado auge las llamadas "fiestas privadas". Con el argumento de un determinado festejo, generalmente se trata de cumpleaños, se organiza una fiesta en un determinado lugar. Frente a esta situación, desde la comuna tiempo atrás se notificó a clubes, sociedades de fomento, salones de fiestas, sobre la necesidad de cumplir con una ordenanza que rige esta actividad, por lo que el lugar donde se iba a desarrollar la actividad debe notificar con un plazo de 72 horas a la Municipalidad sobre las características del evento e informar quién es el responsable de la organización.

El pasado fin de semana el secretario de Gobierno, doctor Mario Bolla, se puso al frente de estos controles, y junto al personal de Inspección General, salió a recorrer algunos lugares, donde se tenía información de que se estaban desarrollando "fiestas privadas".

Y así se pudo confirmar que una fiesta de este tipo se estaba llevando a cabo en la Sociedad de Fomento "Martín Güemes". Allí supuestamente había una reunión por el festejo de un cumpleaños, pero en realidad se había organizado un encuentro, cobrando entrada de 15 pesos para los hombres y 10 pesos las mujeres, lo que daba acceso a "canilla libre" dentro del local. Los funcionarios municipales al determinar la irregularidad de inmediato procedieron a la suspensión de la fiesta y además se clausuraron las instalaciones de la sociedad de fomento.

CONTROLES VEHICULARES

En la madrugada del sábado y la del domingo, se efectuaron controles vehiculares, en este caso también la labor fue supervisada por el titular de Gobierno, doctor Bolla. En la primera parte de los operativos se interceptaron unidades afectadas al servicio de remises, donde no se verificaron infracciones, y luego se procedió con unidades particulares. En el marco de esta tarea se secuestraron 7 automotores, debido a que sus conductores no superaron el control de alcoholemia. También se secuestró una moto por falta de seguro, y se labraron numerosas infracciones por falta de documentación de los rodados o de los conductores, reteniéndose las unidades hasta que se presentaron los comprobantes solicitados.

Consultado el doctor Bolla sobre estas acciones, señaló que se continuarán llevando a cabo operativos similares en los próximos días, y con mayor intensidad los fines de semana. Además destacó la colaboración brindada a lo largo de los operativos por efectivos de la Estación de Policía Comunal.

Comentá la nota